X

Alberto R. Saá sobre la ratificación de la condena a Sergio Freixes: “Tengo que leer la sentencia”

El gobernador se justificó de esa manera cuando fue consultado hoy cerca del mediodía, sobre el fallo de la Cámara de Casación Penal Nacional que amplió a seis años la pena al actual ministro de Producción por amenazar a una jueza. La cúpula del Gobierno evitó hablar del tema.

El gobernador aseguró que no se ha interiorizado en la medida.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 04/07/2019 20:09
PUBLICIDAD

Este jueves antes de inaugurar formalmente la Escuela Generativa “Luis Bernardo Luisquiños”, ubicada en el barrio Serranías Puntanas, un cronista de El Chorrillero le preguntó a Alberto Rodríguez Saá sobre la decisión del máximo tribunal penal nacional de ratificar y elevar a seis años la condena a Sergio Freixes.

El actual ministro de Producción y el ex vice ministro de Legalidad, Mario Zavala fueron juzgado y sentenciados en noviembre de 2018 en la causa iniciada por hacer firmar renuncias anticipadas a los jueces.

El gobernador aseguró que no se ha interiorizado en la medida.

“Tengo que leer la sentencia”, manifestó el mandatario mientras ingresaba al edificio. El Chorrillero también le preguntó si le pedirá la renuncia a Freixes: “Dejame leer la sentencia”, cerró.

Tanto el gobernador, como los funcionarios, se negaron a dar precisiones sobre la sentencia.

De la ceremonia también participó la primera línea del Gobierno. Estuvieron el vicegobernador y candidato a diputado nacional, Carlos Ponce; el ministro de Gobierno, Justicia y Culto y vicegobernador electo, Eduardo Mones Ruiz; el ministro de Obras Públicas e Infraestructura, Felipe Tomasevich; la ministra de Educación Paulina Calderón y el ministro de Desarrollo Social, Federico Berardo, entre otros.

La cúpula del Gobierno evitó fijar posición

Este medio buscó la opinión de Ponce, Tomasevich y Eduardo Mones Ruiz para que también opinaran en relación a la sentencia.

Todos mantuvieron la línea del gobernador. Ponce evitó manifestar su postura indicando que no leyó “nada del tema” y en ese sentido aseguró que “es mejor no opinar”.

Tomasevich por su lado expresó: “No conozco el tema. Recién me estoy enterando por ustedes”.

Y al ser consultado sobre las medidas que aplicaría si él estuviese en lugar de Freixes indicó que “el Gobierno de la provincia sabe exactamente qué es lo que hace cada persona”.

Para Monez Ruiz, El Chorrillero es “periodismo militante”

El ministro y vicegobernador electo, Eduardo Mones Ruiz se molestó con la requisitoria de este medio.

Desde un principio condicionó las declaraciones al advertir que solo hablaría en torno al “maravilloso día” que representaba la inauguración de la escuela.

Este medio le transmitió que desde el Estado se cierran los canales de comunicación, y que los actos públicos eran la única posibilidad para preguntar sobre temas que son de estado público.

Tras guardar silencio a las preguntas, arremetió contra este medio: “Hemos venido a inaugurar esto, tenemos una provincia llena de esperanza, no tenemos lo que tienen ustedes”.

El cronista le consultó a quiénes se refería cuando usaba “ustedes”; y el funcionario le respondió: “El periodismo militante”.

“¿Usted cree que somos periodismo militante?”, fue la pregunta siguiente: “Leé El Chorrillero hermano, también tenés que leerlo”. De ese modo fue como cerró el diálogo el vicegobernador electo de San Luis.

La causa

La Cámara Nacional de Casación Penal acaba de confirmar y ampliar la condena a seis años de prisión y diez años de inhabilitación para ejercer cargos públicos a Sergio Freixes y Mario Zavala.

Se los consideró coautores penalmente responsables del delito previsto en el artículo 149 bis, segundo párrafo del Código Penal (referido a amenazas y coacciones) en relación al hecho ocurrido el 28 de octubre de 2004, en concurso real con el delito previsto en el artículo 149 ter, inc. segundo, apartado “a” (coacción agravada) por el hecho acontecido el 15 de marzo de 2005.

Fueron sentenciados por amenazas y coacciones llevadas a cabo en contra de la ex jueza provincial Marina Ziliotto en los años 2004 y 2005, mientras cumplían funciones como ministro y viceministro de la Legalidad, respectivamente.

En la investigación se expuso que los funcionarios condicionaban la designación de cargos de la magistratura provincial para que los aspirantes dejaran su renuncia firmada en blanco, a disposición del gobernador.

La denuncia señalaba que en 2005 Ziliotto habría sido instada a participar de un pedido de Jury de Enjuiciamiento a los entonces camaristas penales Domingo Flores y Carlos Salomón, bajo la amenaza de materializar la renuncia firmada previamente en blanco.

En noviembre de 2018 el Tribunal Oral Federal en lo Criminal de San Luis le aplicó a Freixes y Zavala la pena de cinco años de prisión y diez años de inhabilitación para ejercer cargos públicos por “amenazas coactivas y agravadas” por “tener como propósito la obtención de alguna medida o concesión por parte de cualquier miembro de los poderes públicos”.

Un mes después, Rodríguez Saá le renovó la confianza a Freixes y lo designó ministro de Producción a instancias de una reestructuración del gabinete.

Tanto el Tribunal Oral Federal como la Cámara Nacional de Casación Penal, encontraron penalmente responsables a Freixes y Zavala.

Zavala fue noticia recientemente porque requirió conformar el programa de protección de testigos del ministerio de Justicia de la Nación, al confirmar ante la Cámara de Casación una denuncia por una paliza que recibió a principios de 2019. Aseguró que fue golpeado en su propia casa por policías que le advirtieron que no debía declarar contra el actual gobernador y Freixes.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR