X

Conducía borracho y su novia murió en el accidente: “Juli, volvé por favor”

Los jóvenes volvían de una fiesta de disfraces e iban camino a sus viviendas de Guaymallén, Mendoza. Julieta, hija del técnico de vóley puntano, Luis Testa, falleció tras ser despedida de la camioneta en la que viajaba con Sergio Masso.

Accidente en la intersección de Acceso Sur y calle Alsina, Mendoza.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 10/07/2019 13:01
PUBLICIDAD

Un joven de 20 años intentó suicidarse luego de encontrar a su novia muerta en el asfalto, producto de un accidente de tránsito que sufrieron. Según las pesquisas, el conductor tenía 1,42 gramos de alcohol en sangre, dos veces más de lo permitido por la Ley de Tránsito mendocina, pero sólo sufrió heridas leves, sin embargo, la joven murió en el acto. Un conductor grabó el momento en que el joven gritaba: “Juli, volvé por favor, mi amor”.

Según publicó El Sol de Mendoza, el accidente ocurrió en el Acceso Sur, frente al shopping La Barraca, en Guaymallén, cuando los jóvenes volvían de una fiesta de disfraces el lunes a la madrugada. El conductor, que estaba alcoholizado, perdió el control del vehículo y volcó sobre el lado del acompañante. Julieta Testa no tenía puesto el cinturón de seguridad y salió despedida tras el impacto contra el guardarraíl, por lo que murió en el acto.

Tras el accidente, Sergio Masso sufrió heridas leves y tuvo un colapso nervioso al ver a su novia muerta, por lo que intentó suicidarse. En tanto, su reacción fue grabada por otro conductor que circulaba por el lugar. “Juli, volvé por favor, mi amor”, gritaba una y otra vez en el video que después fue difundido por Noticiero 9. Por su parte, las autoridades policiales detallaron que el test de alcoholemia dio como resultado 1,41 gramos de alcohol en sangre y permanece detenido.

En tanto, la joven de 25 años era la hija del reconocido entrenador de voleibol de la Selección Sub 19, Luis Testa, por lo que el caso conmocionó a Mendoza. En las últimas horas, el fiscal de Tránsito Fernando Giunta imputó al novio de la víctima por el delito de homicidio simple con dolo eventual, que prevé penas de 8 a 25 años de prisión. Además del estado de ebriedad, el funcionario tuvo en cuenta en su decisión el relato de los testigos que dijeron que vieron pasar la camioneta aproximadamente a 160 kilómetros por hora antes de desbarrancar.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:

Más sobre: ,

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR