X

Tragedia de Zanjitas: familiares le entregaron una carta al presidente de la Nación

Fue durante la visita de Mauricio Macri a Villa Mercedes. Le pidieron que los ayude en “el desesperado y continuo pedido de Justicia”.

Los familiares piden "Justicia" y cuestionan la "dilación" del caso.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 30/07/2019 00:31
PUBLICIDAD

El pedido de Justicia por parte de familiares de las víctimas y sobrevivientes de la tragedia más conmocionante de la historia reciente de la provincia, traspuso los límites de San Luis.

Esta vez le presentaron una nota al presidente Mauricio Macri con el objetivo que los “ayude en el desesperado y continuo pedido de Justicia”

La mamá de una de las sobrevivientes, Verónica Santarella, firmó el escrito y se ocupó de entregarla durante la visita del mandatario en Villa Mercedes, el jueves pasado.

De acuerdo a lo que informó en diálogo con elchorrillero.com, su intención era darle la nota personalmente, pero la vorágine de la actividad no lo permitió.

Aún así se la entregó a colaboradores. También le dio copias a la dirigente del PRO, Gabriela González Riollo, y a los precandidatos de Juntos por el Cambio, Alejandro Cacace y Eugenia Gallardo.

Según explicó, no es la intención de los familiares politizar la causa, solo buscan que el escrito llegue a manos del presidente, Mauricio Macri.

Si bien la solución no está al alcance del mandatario dado que es un tema que le compete a otro poder, en este caso el Poder Judicial de San Luis, apelaron al presidente de la Nación.

“Ponemos a su disposición toda la información y documentación referida a la causa para que podamos tener respuestas para las compañeritas sobrevivientes que necesitan cerrar su herida” y para que las que no están “puedan descansar en paz”, consignaron en la nota dirigida al mandatario.

En el escrito contextualizaron los hechos en los que Iara Melina Medero (10), Paula Lucía Quiroga Morasso (11), Salomé Ana Paula (11), Julieta Sánchez (10), Daira Rocío Mariani Manucha (10); Luz María Bianciotti (10); Jésica Sabrina Brancal (docente, 23 años) y María Virginia Farías (vicedirectora, 30 años), perdieron la vida.

Los familiares cuestionan la “dilación” del caso.

“(…) lamentablemente la Justicia de San Luis avala ciertas conductas irregulares de la defensa (de Mabel Tyempertyopolos), amparándola para no ser juzgada”, advirtieron. De ese modo se refirieron a la empresaria propietaria del colectivo que trasladaba a la delegación escolar compuesta por alumnas y docentes.

“Asimismo esperamos que de este juicio se desprenda el juicio al Colegio Santa María, por mandar a nuestras niñas a la deriva en un colectivo que no estaba en condiciones, con un chofer que no tenía permiso para transportar pasajeros”, agregaron.

“Elevamos este pedido para que nos pueda ayudar, ya que no solo somos un grupo de madres, familiares y amigos, sino toda la provincia que reclama Justicia por este y otros casos que siguen sin resolverse”, concluyeron.

El estado de la causa

La tragedia tuvo un condenado, el chofer Julio César Jofré, que fue sentenciado a 4 años y 8 meses de prisión por el delito de “homicidio culposo y lesiones culposas”.

Ahora, a casi 8 años del terrible suceso, iba a desarrollarse el juicio a la dueña de la empresa Polo, Mabel Tyempertyopolos. La mujer está imputada por “homicidio culposo y lesiones graves culposas agravadas por la pluralidad de las víctimas”.

Sin embargo el debate fue suspendido porque, según se informó, Tyempertyopolos intentó suicidarse y sufre un trastorno depresivo, motivo por el que permanece internada en una clínica psiquiátrica de Río Cuarto, Córdoba.

A estas instancias los damnificados interpretan que se trata de una maniobra dilatoria, que extiende aún más a un proceso que leva casi 8 años aguardando “Justicia”.

En ese sentido, la defensa de la empresaria presentó una recusación contra los integrantes de la Cámara Penal y Contravencional, Hugo Saá Petrino, Gustavo Miranda Folch y José Luis Flores. También contra el fiscal Fernando Rodríguez.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR