X

Por primera vez en la Argentina se dio en adopción a un bebé antes de nacer

El caso ocurrió en Corrientes y fue determinado por una jueza. Una joven embarazada, que había sido abusada por su padrastro, se negó a ser madre y desestimó la idea de un aborto. El senador Nacional, Claudio Poggi presentó en agosto del año pasado un proyecto de ley sobre el tema en la Cámara Alta.

El bebé nació el pasado 13 de julio.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 31/07/2019 22:59
PUBLICIDAD

Este miércoles, medios nacionales dieron a conocer un hecho histórico para la Justicia del país; por primera vez un bebé fue dado en adopción antes de su nacimiento. La criatura, tiene 18 días y ya se encuentra con su nueva familia.

El 27 de marzo pasado en Paso de los Libres, Corrientes, una adolescente de 17 años le reveló con dolor y angustia a la jueza de Familia, Marta Legarreta que no quería ser nuevamente madre “a la fuerza”. La chica se presentó junto a su tía y le relató el calvario en el que vivía desde los 13; su padrastro la violaba, golpeaba, amenazaba y hasta la había dejado embarazada de su primer hijo.

La madre de la chica conocía la situación, pero nunca intervino. Tras enterarse que sería mamá de nuevo, se escapó hasta la casa de su tía, en Yaguarí. Ambas determinaron así acudir hasta la Justicia para obtener una solución.

En un primer momento, la joven le pidió a Legarreta una autorización para acceder a realizarse un aborto. La magistrada le explicó que no era necesario debido a que nivel nacional existe un protocolo que autoriza a interrumpir el embarazo y le entregó un certificado en el reflejaba que contaba con ese derecho.

Al acudir al centro de salud, la adolescente conoció que estaba de 23 o 24 semanas de gestación. Fue allí cuando los médicos le explicaron los riesgos de realizar un legrado y ella optó por renunciar de someterse a uno. Decidió volver al Juzgado para dar en adopción a la criatura.

Este 2 de agosto se cumple un año desde que el ex gobernador de San Luis y actual senador presentó un proyecto en Cámara Alta de la Nación para que se incorpore al ordenamiento jurídico la figura de la adopción de personas por nacer.

“Es necesario dar una respuesta y atención concreta a la grave situación (…) que vive una mujer que cursa un embarazo no deseado y busca salida legal a esa situación y, a la vez, la necesidad de salvaguardar la vida del niño o niña por nacer”, planteó el legislador entre sus fundamentos.

Tras el pedido de la joven, la jueza comenzó a estudiar la situación. Si bien en la Argentina no hay una legislación para estos casos, finalmente se inició el proceso para encontrar una familia a la beba. El fallo fue firmado el 12 de julio; al día siguiente nació la pequeña y su historia marcó un antes y un después.

“Veo con mucho agrado el fallo de una jueza de Corrientes que facilitó la adopción de un niño por nacer ante la situación de un embarazo no deseado. `Se cuidaron las dos vidas’”, escribió hoy Poggi en su cuenta de Twitter.

Casualmente, su proyecto fue presentado días previos al tratamiento de la iniciativa que promovía la Interrupción Voluntaria del Embarazo. El legislador se había pronunciado en contra de este último.

En el informe elaborado por Legarreta, señala que en ningún momento la adolescente fue sometida a presiones para que no se efectuara el aborto y que en los informes psicológicos del forense indican que fue ella quien eligió conocer los riesgos. La tía, que la acompañó en todo el proceso no denunció que hubieran querido manipularla, ni tampoco hacerle perder tiempo para condicionar su decisión.

“En este momento yo quiero dar en adopción a mi bebé, a la familia que se va a hacer cargo de él”, le dijo, según consta en el fallo. La magistrada, que se encontraba con la asesora de menores le preguntó si estaba segura y ella lo confirmó.

“Sí, estoy segura. Y no quiero ver al bebé al momento del nacimiento. Quiero que esté la familia que la va a adoptar para evitar que el bebé quede conmigo”, sostuvo más tarde ante un psicólogo.

Entre los argumentos del fallo, la jueza explicó que la chica estaba vulnerable. “En conflicto con su maternidad no deseada, que exterioriza nada más ni nada menos que la decisión de dar a un hijo en adopción, inmediatamente al nacimiento. Situación que requiere un tratamiento especial por parte de la juricatura, a modo de proceso judicial preliminar y urgente”, agregó.

Mencionó de igual manera que si bien la advirtió conmocionada estaba segura de su decisión. También contó que le ofrecieron amamantar al bebé cuando naciera y se negó. A su vez pidió estar internada en una habitación privada y que nadie le preguntara los motivos de su decisión.

Uno de los artículos que Poggi pidió se incorporen en la reglamentación establece que el juez podrá determinar que “el niño o niña sea puesto, desde el momento mismo del nacimiento, bajo la guarda de las personas que, de producirse la referida confirmación, serán quienes tengan la guarda con fines de adopción”.

Fue así como se desarrolló el procedimiento de Legarreta. Primeramente buscó los aspirantes más cercanos y que calificaran para ser padres. Eligió a una pareja de esa ciudad que no tenía hijos. La chica los conoció en el juzgado. Les pidió que cuidaran mucho al bebé y les dijo que se quedaran “tranquilos” porque no los iba a molestar nunca.

La magistrada resolvió que cuando naciera, la pareja recibiría la guarda provisoria y a los 45 días la preadoptiva. Entre seis y nueve meses más tarde se concretaría la adopción plena. “Después de esos 45 días no vas a poder arrepentirte”, le dejó en claro. La adolescente estuvo de acuerdo.

Finalmente, el sábado 13 de julio nació la beba por parto natural. Todo se realizó de acuerdo a lo requerido por la joven. Desde ese momento, se quedó a cargo de su nueva familia.

Al recibir el alta, la adolescente salió del hospital junto a su tía y mientras caminaban a la parada del colectivo para volver a Yaguarí, el padre adoptivo las vio irse y se ofreció a llevarlas esos 80 kilómetros hasta su casa.

Por su parte, la jueza dio intervención a la justicia penal para denunciar el abuso contra el padrastro, al que se le prohibió tomar contacto con la adolescente.

Hoy, la beba tiene 18 días, y en menos de tres semanas se iniciará formalmente el proceso de adopción.

En paralelo, el Proyecto de Ley de “Adopción de las Personas por Nacer” espera para su tratamiento en comisión. La propuesta busca la incorporación de modificaciones a los artículos 597, 607, 614 Bis, 619 Bis, 700 del Código Civil, y la modificación del artículo 38 de la Ley N° 26.413.

La legislación, según el senador Nacional es “un mecanismo -dentro de otros- sumamente valioso y necesario para asegurar la protección del interés superior del niño ante la situación descripta en el párrafo precedente”.

La iniciativa también introduce la figura del padre biológico, quien podrá “hasta el momento de producirse el nacimiento” dar “su expresa voluntad de reconocerla”. En este caso, quedará sin efecto la voluntad de la madre de darla en adopción.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR