X

Alberto Rodríguez Saá fue el gobernador aliado K que menos diferencia sacó en su provincia

El mandatario puntano no tuvo demasiados motivos para celebrar porque no pudo ofrendar a Alberto Fernández y Cristina Kirchner un resultado que al menos empardara a sus pares. Encima está comprometido a aportar las dos bancas de diputados, pero no le alcanza si se confirma la tendencia de las PASO.

Marcos Verdullo
Gobernador Alberto Rodríguez Saá
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 13/08/2019 08:24
PUBLICIDAD

Alberto Rodríguez Saá quedó lejos de sus pares peronistas y filo peronistas que terminaron en sus distritos con más de 15 puntos por encima del Frente Juntos por el Cambio.

La cosecha del gobernador en las PASO en las dos categorías que estuvieron en juego en territorio puntano, lo ubicaron por debajo de los promedios nacional y provinciales. Apenas superó el umbral de los dos dígitos.

Ambos datos pasaron desapercibidos para el público en medio de la marea de información, pero en la cocina política los números cobran consideración.

La escenografía y el auditorio del domingo por la noche en la sede central del PJ local, fueron el reflejo de los ánimos. Alberto Rodríguez Saá se presentó ante las cámaras del canal estatal con las planillas y un muy reducido grupo de funcionarios para anunciar que el Frente de Todos fue el más votado. Las ausencias fueron notorias.

Con los datos de su centro de cómputos, el gobernador se apuró a comunicar los guarismos a Río Gallegos, Puerto Madero y al Instituto Patria, antes que Smartmatic difundiera los datos del país. Pero la primicia puntana no alcanzó para disimular el humilde 10,32%.

Vamos por partes:

Qué dicen los números. La fórmula Fernández-Kirchner se impuso en el orden nacional con el 47,65% sobre Mauricio Macri-Miguel Pichetto que obtuvieron el 32,08%. La brecha: 15,57%.

En San Luis el Frente de Todos consiguió el 44,01% (126.564 votos) y Juntos por el Cambio el 33,69% (96.899 votos). La diferencia: 10,32%.

El desempeño de los gobernadores peronistas y filo peronistas.

El único gobernador peronista que registró un margen más ajustado que el puntano, fue Gustavo Bordet que exhibió una distancia de 9,15%.  Pero hay que hacer una salvedad, el entrerriano nunca fue un soldado de Cristina y hasta organizó en su comarca cumbres del diluido Peronismo Federal. Recién se unió al Frente vencedor de las primarias una vez que Cristina ungió como candidato a Alberto F.

En Santa Fe también fue menor a los dos dígitos: 9,83%. Acá también hay una particularidad, el electo gobernador peronista Omar Perotti todavía no tomó el mando y nunca estuvo emparentado con el cristinismo.

El otro caso de porcentaje apretado fue Mendoza, pero la lectura es distinta porque el kirchnerismo ganó como oposición. Superó por un exiguo 3,15% a Juntos por el Cambio que tiene como referente natural en el distrito al gobernador y presidente del Comité Nacional de la UCR, Alfredo Cornejo.

En cambio Rodríguez Saá hace gala de su condición antimacrista y fue el primer aliado de la ex presidenta, una vez que dejó de habitar la Casa Rosada y fueron juntos en las elecciones de 2017. Arrancó colaborando con el sello de Compromiso Federal para alumbrar la constitución de Unidad Ciudadana.

El triunfo del mandatario puntano que fijó el “límite es Macri”, no fue rutilante. En el peronismo todo tiene precio.

Obligado a retener las dos bancas

A Alberto Rodríguez Saá no le sirve salir primero en octubre. Debe conseguir un número que le aseguren los dos escaños que renueva en este turno la Provincia. Ahora están en manos del rodriguezaismo.

Después de dos décadas el Frente Juntos por el Cambio está en condiciones de arrebatarle una de las bancas al PJ (el último legislador radical electo fue Antonio Lorenzo en 1999 que relegó al segundo lugar a Oraldo Britos).

El escrutinio provisorio final de Terrazas del Portezuelo arrojó 123.992 (43,06%) para el binomio del oficialismo Carlos Ponce-Ayelén Mazzina.

El actual vicegobernador y cabeza de la lista se quedó el domingo en Villa Mercedes tras perder en su ciudad y el departamento. Tampoco viajaron Eduardo Mones Ruiz (vicegobernador electo) y Maximiliano Frontera (intendente electo). Las tres principales figuras del momento del albertismo no aparecieron en la foto del día

El desempeño en el primer test dejó posicionados a Alejandro Cacace y Eugenia Gallardo. El Frente totalizó en la interna 98.169 votos (34,09%).

Si se mantiene la tendencia, en octubre las dos fuerzas se repartirán los escaños.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR