X

Presiones sobre el sistema de votación del próximo intendente de San Luis

En la convocatoria Enrique Ponce estableció que se utilizará la Boleta Única Papel, pero los concejales de Unidad Justicialista se resisten. Hay dos propuestas a consideración del Concejo Deliberante y las especulaciones crecen.

Concejo Deliberante.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 14/08/2019 21:41
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

Apenas el intendente oficializó el sistema que se utilizará en las elecciones del 10 de noviembre, dos concejales afines al PJ del gobernador Alberto Rodríguez Saá salieron a cuestionar la convocatoria y presentaron proyectos de ordenanza de Boleta Única Papel y Electrónica.

Así, el oficialismo provincial buscó precipitar el debate en el Concejo Deliberante en plena campaña electoral de las PASO.

Apoderados de la mayoría de los partidos desfilaron por la comisión de Legislación e Interpretación.

Allí los asesores legales de Unidad Justicialista dejaron sentada la posición a favor de la Boleta Única Electrónica. Días antes justamente Luis “Piri” Macagno, aliado del albertismo, había impulsado una ordenanza que reglamenta esa opción.

Desde el mismo oficialismo, el kirchnerista Roberto González Espíndola presentó un proyecto alternativo de BUP.

La UCR, Avanzar, Libres del Sur, San Luis Somos Todos, entre otras fuerzas, adhieren a la BUP.

Está previsto que en la sesión de este jueves el cuerpo se expida sobre ambas iniciativas, más allá de que no se emitió dictamen. Son los primeros asuntos a tratar. La reunión de la comisión fracasó el martes porque no hubo quórum por los faltazos de Norma Rosales, Juan Domingo Cabrera y Macagno.

El plenario de comisión con la presencia de apoderados.

Nadie estuvo disponible o quiso adelantar qué hará al ser llamados a lo largo del día por El Chorrillero. Rosales se excusó, el presidente del cuerpo no atendió los llamados y el ex jefe de Gabinete municipal pidió que la comunicación sea por la tarde, sin embargo fue imposible lograr un contacto. González Espíndola siempre predispuesto a los micrófonos respondió esta vez a través de su vocera que “no dará notas hasta después de la sesión”.

En los papeles, el oficialismo provincial contaría con 9 votos, sobre 15. Hay dos que oscilan según los temas, Cabrera y Daniel Ferreyra que tampoco pudo ser localizado por este medio.

La presión y el hermetismo del oficialismo rodriguezaista encuentra explicación, según reconocieron desde el mismo PJ y la oposición, en una estrategia: hacer caer los dos sistemas.

La respuesta de fondo: “El gobernador quiere que se use el sistema tradicional de la boleta sábana” que rige a nivel provincial y nacional.

“Ayer barajamos algunas modificaciones al proyecto original, pero no se pudo emitir despacho, entonces veremos si podemos mañana hacer esas modificaciones en el recinto. Son cuestiones más que nada formales, no de fondo. En términos generales el proyecto está bien”, explicó en declaraciones a El Chorrillero el presidente de la comisión, Javier Suárez Ortiz (San Luis Unido) quien ayer quedó en minoría junto a Federico Cacace (San Luis Somos Todos).

“Como bloque votaremos a favor del sistema de Boleta Única Papel por muchas razones. Fundamentalmente porque favorece la transparencia electoral, la participación en igualdad de condiciones de los partidos políticos, la agilidad de la elección y es diez veces más barata”, abundó Suárez Ortiz al adelantar la posición de la bancada que tiene tres miembros.

El legislador radical dijo que su bancada “también está a favor de que se reglamenten los dos sistemas” y que el intendente después “elija cuál implementará”.

“Nos inclinaremos por el sistema Boleta Única Papel, claramente. A título personal siempre la preferí. Es más simple la instrumentación, es menos costoso de lo que sale hacer la elección con Boleta Electrónica”, sostuvo Federico Cacace del bloque que representa al intendente Ponce.

“Además es el sistema que ya se eligió para llevar adelante la elección”, afirmó.

Hasta ahora nadie puede asegurar qué pasará este jueves, empezado por si finalmente habrá quórum. Las presiones políticas persisten y provocan más que incertidumbre sobre el sistema de votación para elegir al sucesor de Ponce y la renovación parcial de la Legislatura local.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR