X

La decisión de reperfilar vencimientos de deuda tendrá hoy su primer test en los mercados

Dólar, bonos, y Bolsa. Luego del martes negro y un miércoles lleno de incertidumbre, hoy los mercados dirán cómo les caen las medidas que comunicó ayer el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza.

El Cronista
En Nueva York, tras los fuertes retrocesos de las jornadas previas, los papeles de empresas argentinas que cotizan a través de ADRs no lograron mostrar un comportamiento uniforme.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 29/08/2019 08:57
PUBLICIDAD

La decisión del Gobierno de reperfilar los vencimientos de las deudas de corto y mediano plazo, anunciada por el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, tras el cierre de la rueda, tendrá su primer test hoy en los mercados, luego de que la Bolsa subiera ayer 3,39%, al cerrar en 25.458,04 puntos, mientras que el riesgo país avanzó 5,5% y alcanzó un nuevo máximo de 2.112 puntos básicos, informó El Cronista.

En la antesala de los anuncios, también tuvo importancia la fuerte actividad que tuvo que desarrollar el Banco Central, que destinó u$s 367 millones de sus reservas para controlar la cotización del dólar y que a pesar de eso se ubicó por encima de $ 60, y la decisión del Ministerio de Hacienda de declarar desierta la licitación de Letras del Tesoro (Letes) convocada para la fecha.

“Otra jornada muy complicada exhibieron los papeles argentinos, debido más que nada a la gran incertidumbre que hay en el país a nivel político y financiero”, dijo Eduardo Fernández, analista de Rava Financiera.

“Los inversores siguen desconfiando de lo que pueda suceder mas allá de octubre, y por ende continúan con el proceso de dolarización de carteras; el BCRA hoy (por ayer) tuvo que desprenderse nuevamente de dólares, todo bajo un contexto de fuerte rumores”, agregó el especialista.

“Pero lo más preocupante es la nueva escalada que registró el riesgo país; este indicador que elabora el JP Morgan cerró en 2.112 puntos, el mayor valor en 14 años”, subrayó Fernández.

Entre los bonos nominados en dólares, las bajas más importantes se verificaron en el AO20 (-9,2%), AA37 (-3, 6%) y el AY24 (-1,7%).

En las especies nominadas en pesos la jornada marcó contrastes: el Descuento subió 11,3%, mientras que el Par y el PR13 cayeron 15,7% y 9,3%, respectivamente.

En Nueva York, tras los fuertes retrocesos de las jornadas previas, los papeles de empresas argentinas que cotizan a través de ADRs no lograron mostrar un comportamiento uniforme.

Entre las que más subieron estuvieron Cresud (4,5%), Irsa (4,3%), Ternium (2,5%), Central Puerto (1,6%) y BBVA Argentina (1,1%), entre otras.

Por el contrario, cerraron en baja Edenor (6,1%), Irsa Propiedades Comerciales (5,2%), Corporación América (2,8%), Macro (2,1%), YPF (1,6%), Loma Negra (1,4%) y Mercado Libre (1%).

En el mercado de divisas, la cotización del dólar subió hoy $ 1,51 a nivel minorista, al cerrar a un promedio de $ 60,171, en una jornada en la que el Banco Central vendió u$s 367 millones de las reservas más otros u$s 60 millones a cuenta del Tesoro, con lo que la intervención oficial sumó un total de u$s 427 millones.

“La demanda por cobertura y la escasa oferta genuina volvieron a requerir del auxilio oficial para acotar parcialmente la suba de hoy”, describió el analista Gustavo Quintana.

En una jornada de alta volatilidad, el mercado de divisas actuó hoy bajo presión desde el inicio mismo de la rueda y en algunos bancos la punta vendedora se negoció a $ 62 por unidad.

Para calmar esta situación, el Banco Central llevó a cabo siete licitaciones, en las que ofertó un monto total de u$s 700 millones.

“Dada la incertidumbre de los mercados financieros se procederá a distender el desafío financiero de corto plazo para disponer de reservas suficientes para garantizar la estabilidad cambiaria e inflacionaria durante todo el período electoral, objetivo de primer orden del Presidente (Mauricio Macri) y que descontamos comparten todos los candidatos presidenciales”, argumentó Lacunza en una conferencia de prensa brindada en el Palacio de Hacienda.

A renglón seguido reconoció que la decisión también se sustentaba en “las bajas tasas de renovación de las letras de corto plazo, sumado a las pocas expectativas de renovación de vencimientos futuros”.

Sin mencionarlo de manera directa, el ministro aludió de esta forma a lo que su cartera oficializó minutos después respecto a que la Licitación de Letes y Lecap fue declarada “desierta”.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR