X

Inseguridad en Potrero de los Funes; vecinos salieron a la calle para reclamar

Denuncian una ola de robos en viviendas y complejos de cabañas. Expusieron que el problema crece día a día, que las cámaras de seguridad no funcionan y que la Policía no recorre el pueblo; uno de los más turísticos de la provincia.

Vecinos pidieron por mayor seguridad en Potrero de los Funes.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 15/09/2019 16:13
PUBLICIDAD

Los vecinos decidieron reclamar a las autoridades porque “la ola de robos y hechos delictivos que se vive es constante”. Este viernes se autoconvocaron frente a la Municipalidad y la Comisaría 33º.

Es que están preocupados por la inseguridad que afecta desde hace algún tiempo a la localidad y solicitan mayor presencia policial en las calles del pueblo; temen de que la situación “empeore”.

Expusieron que los delincuentes generalmente ingresan a las viviendas y complejos de cabañas por la noche, cuando no están los propietarios. Los turistas no quedan excluidos de la problemática, porque en algunas oportunidades, también sufrieron hechos de delictivos y se llevaron sus pertenencias.

La protesta de este viernes por la tarde consistió en cacerolazos, bombas de estruendo y carteles con leyendas que decían “basta de robos”.

En principio, iban a ser recibidos a las 18 por el jefe de la Comisaría 33°, subcomisario José Casella y el intendente, Daniel Orlando. Sin embargo “a último momento” la reunión se pasó para las 21.

Cada vez que los damnificados realizan la denuncia, la respuesta resulta ser similar: que tienen pocos móviles, que se encuentran sin combustible o que no pueden acudir de inmediato porque los efectivos están abocados a otro operativo.

Vecinos pidieron por mayor seguridad en Potrero de los Funes.

Ante la falta de respuestas, a los vecinos no les quedó otra alternativa que cuidarse entre ellos mismos a través de grupos de whatsapp, y así mantenerse comunicados en caso de que observen alguna situación extraña. Incluso, aplicaron medidas de seguridad propias como la instalación de alarmas, rejas y cámaras de seguridad.

“Queremos que nos den explicaciones de qué está pasando, por qué tantos robos. Estamos pagando un canon municipal por monitoreo y dicen que muchas cámaras no están funcionando”, dijo Fernando Puebla en declaraciones a El Chorrillero.

En su caso particular, contó que los malvivientes se llevaron herramientas, dos escaleras, un cochecito de bebé y otros elementos de su hogar.

Si bien hasta el momento no hubo hechos con violencia, temen que todo pase a mayores. “La tercera vez que le entraron a una mujer, se encontraba el hijo más chico que alcanzó a ver a los ladrones que estaban encapuchados, pegó el grito y escaparon, por eso nuestra preocupación”.

Ángel, otro de los vecinos que participó de la protesta explicó que “la Policía por algún motivo no está pasando con la frecuencia de antes, es una pena porque se nos ha prometido que iban a reforzar la seguridad. Hay muchos robos y es preocupante porque no son casos aislados”.

Para ejemplificar señaló que en la última semana se produjeron alrededor de tres hechos delictivos.

Al igual que los demás, también fue víctima de la inseguridad. Los delincuentes ingresaron a su complejo de cabañas y le robaron garrafas. Todo ocurrió mientras él y su familia dormían: “Eso implica un sentido de violación a la propiedad privada, el saber que no te podes acostar a la noche tranquilo a dormir porque tenés gente que está haciendo inteligencia para entrar”.

Vecinos pidieron por mayor seguridad en Potrero de los Funes.

Agregó que a fines del año pasado, se reunieron con el jefe de la Comisaría para obtener una respuesta pero cuestionó que siguen igual: “Los robos siguen ocurriendo. Esto se está saliendo de control y queremos frenarlo antes de que sea peor, estamos a tiempo. La mayoría de las personas que vivimos acá somos trabajadores, gente de familia que queremos tranquilidad para el pueblo y los turistas que nos vienen a visitar”.

Un dato particular, es que los vecinos pagan un impuesto municipal por el monitoreo de las cámaras de seguridad, pero según manifestaron “muchas no funcionan”.

Desde hace tres años, Mario Ambrosini vive en la localidad y ya sufrió ocho hurtos en el complejo. Le violentaron las puertas para ingresar, y en algunas ocasiones las cabañas estaban alquiladas por turistas, a quienes les sustrajeron sus pertenencias.

“Hice la denuncia, vino la Policía Científica a hacer los peritajes, pero nunca encontraron nada y hasta el momento jamás una respuesta con ese tema”, contó.

Ambrosino dijo que desde el 2014 “empezaron con la ola de robos”.

“No existe control, no hay recorridos de efectivos periódicamente. Todas las casa las tenemos con alarmas, rejas, nos tenemos que cuidar nosotros”, criticó.

Por su parte, Ricardo Cornejo, también es propietario de un complejo de cabañas y hace dos años le desvalijaron una de ellas. Los malvivientes se llevaron una heladera, un televisor, un microondas, frazadas, almohadas, sábanas y hasta los cubiertos. A pesar de que vive dentro del predio, indicó que “es imposible” cuidar a todas.

“Es lamentable porque cada vez estamos viviendo más hechos de inseguridad, y el problema es en el verano porque de esto la gente se entera y afecta al turismo. Si no empiezan a tomar medidas urgentes, de poner más móviles, cada vez se les va a ir más de las manos y será imposible luego poder controlarlos”, expresó.

Por ese motivo decidió optar por colocar otros medios se seguridad como cámaras y alarmas pero aún “con todo esto, esto no da abasto”.

Otro de los reclamos de los vecinos es el curvón de Potrero de los Funes que se convirtió durante los fines de semana en un escenario que convoca a cientos de personas. Indicaron que “no hay controles” por parte de la Policía y que se producen “muchos” accidentes viales por efecto del alcohol; además “la gente “deja mucha basura en la zona”.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR