X

Desocupados de la construcción volvieron a reclamar por trabajo ante el Gobierno y la Uocra

Señalan que la falta de empleo lleva varios años años y que en los últimos meses se agudizó. Buscan que el gremio interceda y “acompañe el pedido”.

El pasado martes, se reunieron con el representante del sindicato, Hugo Gómez y funcionarios provinciales para trasmitir el problema y “buscar una solución”.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 19/09/2019 09:09
PUBLICIDAD

Por Julián Pampillón

El reclamo por más trabajo por parte de obreros puntanos se volvió a repetir este miércoles a la gestión de Alberto Rodríguez Saá.

En esta oportunidad no solo se centró en el futuro hospital central “Ramón Carrillo” sino que se extendió a la sede de la de delegación de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra).

Alrededor de las 9 de la mañana, 20 personas se manifestaron en el predio de la obra que construye el Gobierno provincial sobre la Autopista de las Serranías Puntanas.

Si bien este es el tercer día consecutivo que llevan a cabo la protesta, desde abril insisten con un “plan de lucha”.

El pasado martes, se reunieron con el representante del sindicato, Hugo Gómez y funcionarios provinciales para trasmitir el problema y “buscar una solución”.

En el ministerio de Infraestructura y Obras Públicas que dirige Felipe Tomasevich, fueron recibidos por el jefe del Programa Gestión y Recursos Federales Andrés Dermechkoff quien se “comprometió a actuar y a brindar una respuesta concreta”.

Uno de los puntos que hicieron eje es que “se contrata gente de otros países y provincias de manera irregular”, como de Paraguay, Perú, Bolivia, Mendoza y Córdoba.

“Nunca nos escuchan. Vemos que han ingresado trabajadores que no son puntanos. Recuerdo cuando el gobernador (Alberto Rodríguez Saá) dijo ‘vamos a hacer una obra para que los sanluiseños laburen’, pero no es así”, sostuvo Walter Orlando Alcaraz, uno de los desocupados que se movilizó.

Desde 2016 el sector atraviesa por una crisis profunda a nivel provincial por la falta de obra pública. Esto derivó en la pérdida de miles de puestos de trabajos.

Según el Instituto y Estadística de la Construcción (Ieric), en enero de 2015 se registraron 6.822 empleos, mientras que en el mismo mes pero de 2019 descendieron a 3.812. El último dato es de junio (4.201).

Dante Mercado, otro de los trabajadores, explicó desde marzo se encuentra sin trabajo y que solo pide “una oportunidad”. Además, dijo que el sindicato “discrimina al que piensa distinto” y que “se acomodan a amigos y parientes de los dirigentes”.

“Se tienen que empezar a preocupar por la gente, que le paguen en blanco como debe ser y que nuestros representantes vayan a decirle al Gobierno que haga obras”, indicó.

“No quiero que me regalen nada, quiero trabajar”

“Esto viene desde hace años, yendo a la Uocra y a todos lados. Se ríen de nosotros, estamos cansados”, señaló Alcaraz, única fuente de ingreso de su familia.

Ante este panorama, resaltaron que deben recurrir a changas para poder ganar algo de dinero, pero pese a ello no llegan “ni para un té”.

Cerca de las 11 el grupo se trasladó al edificio del gremio ubicado en la intersección de San Martín y Tomás Jofré. En la puerta mantuvieron una fuerte discusión con el secretario adjunto, Francisco Rodríguez.

Se quejaron por “la inacción de la Uocra ante el evidente desempleo”. “El gremio está para ver lo que está ocurriendo y defendernos”, manifestaron.

“Vamos al Gobierno y pidamos laburo para todos. Dijeron que iban a llevar a la gente desocupada. Pongan huevos”, se escuchó en varias oportunidades.

La respuesta de Rodríguez fue que en estos momentos el Gobierno de Alberto Rodríguez Saá “no está realizando obras” y que “no están tomando personal”.

Con el pasar de los minutos el ambiente se tornó más caliente. Varios de los que se acercaron le repitieron sus situaciones personales a Rodríguez y hasta tomaron palos para amedrentar.

Por ejemplo, Alcaraz tuvo un momento para explicar su descontento personal y apuntó directamente contra el sindicalista “Vos tenés tu casa y tus hijos comen, yo no. No necesito de nadie, les prometí a mis hijos que iba a volver con plata y trabajo”.

“Hace tres años que vengo acá (Uocra) por el tema. Me conocés, estoy podrido. Todos los meses tienen guita, yo no. Les voy a meter caño. Ayúdennos, tienen el poder”, expresó Alcaraz.

Finalmente desistieron las amenazas y desde el gremio manifestaron que harán intentos para llevar tranquilidad.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:

Más sobre: , ,

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR