X

Confirmaron la excarcelación del automovilista que atropelló a Daniel Miranda

El accidente ocurrió el 30 de mayo. Hernán Muñoz quedará en libertad luego de que se haga efectivo el pago de la fianza. Su defensor pidió que se modifique la garantía de $250 mil por considerar que se trata de un monto “exorbitante”.

La Cámara Penal Nº 1 convalidó la medida solicitada por Hernán Muñoz.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 19/09/2019 23:30
PUBLICIDAD

Este miércoles, la Cámara de Apelaciones en lo Penal, Contravencional y Correccional Nº 1, confirmó la excarcelación de Hernán Muñoz, el joven que manejaba ebrio y atropelló a Daniel Miranda en la mañana del 30 de mayo.

El abogado de Muñoz, Santiago Olivera Aguirre, había solicitado la medida hace dos semanas. Más tarde, el juez Juan Manuel Montiveros Chada otorgó libertad y fijó una “fianza real” de $250 mil como “garantía” de que el imputado cumplirá con “las reglas de conducta y va a estar sujeto a derechos”.

El joven, que se encuentra detenido con prisión preventiva desde el 11 de junio, está acusado por el delito de “lesiones culposas agravadas, en concurso real con falsa denuncia”.

El día del choque Muñoz se escapó y acudió a la Policía para denunciar que le habían robaron su vehículo. A su vez, las pericias determinaron que tenía 1,8% de alcohol en sangre, circulaba a 75 kilómetros por hora y cruzó el semáforo en rojo en la intersección de Bolívar y Maipú.

Como consecuencia del accidente, Miranda, sufrió traumatismos de cráneo y de tórax, y múltiples fracturas en su cara, en la pelvis y en sus piernas. A su vez, lo dejó con una hemiplejía en la parte izquierda del cuerpo, colostomía y una sonda vesical para poder orinar. Permaneció internado durante tres meses y ahora atraviesa un proceso de rehabilitación.

Tras la determinación de Montiveros Chada, este jueves el defensor de Muñoz solicitó la “sustitución de las garantías de la fianza por ser exorbitante”. Propuso que en su lugar se tome un vehículo y dinero.

Ahora el magistrado deberá resolver el pedido de Olivera Aguirre y una vez que se haga efectivo el pago de la caución, el acusado quedará en libertad.

La familia de Miranda se movilizó frente al Poder Judicial en rechazo a la determinación. Consideró que “no es justo” y “es un peligro para la sociedad”.

Por su parte, Olivera Aguirre planteó que su defendido se encuentra “muy angustiado” y se trata de una situación “compleja y dolorosa sobre todo para la familia de Miranda”.

También resaltó que los allegados a Muñoz están “muy acongojados”. “Más allá del proceso, han estado a disposición de la víctima”, explicó.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR