X

APTS exigió al Gobierno medidas de seguridad para los profesionales de Tilisarao

El gremio fijó posición en un comunicado de cara al caso que conmocionó a los vecinos de la localidad. Repudiaron las amenazas hacia los especialistas que trataron al joven y exigieron a las autoridades provinciales “velar por la seguridad”.

El domingo la familia de Carlos Devia se manifestò en las calles del pueblo.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 07/10/2019 22:46
PUBLICIDAD

La comisión directiva de la Asociación de Profesionales y Técnicos de la Salud (APTS) se expidió en relación a la temprana muerte de Carlos Devia, un adolescente de 15 años que murió tras un complejo cuadro médico.

La familia asegura que se trató de una dilación a la hora de determinar una derivación y cuestionaron los “malos tratos” que habrían recibido cuando asistieron al Hospital de Tilisaro.

Finalmente y tras varios días de descompensación, Devia falleció en el Policlínico Regional San Luis. El hecho generó conmoción y este domingo sus familiares reclamaron en la puerta del nosocomio local: “Que den la cara, que se vayan”, exclamaron.

En ese sentido APTS lamentó el fallecimiento y expresó su acompañamiento en el dolor a la familia y al mismo tiempo repudió “enérgicamente” la violencia “que se cometa contra los profesionales y técnicos que intervinieron en el caso”.

“La violencia social generada en la localidad no revertirá la situación y sólo contribuye a seguir prolongando el dolor y el padecimiento de quienes sufrieron la pérdida y también de quienes atendieron al paciente”, sostuvieron.

De este modo recordaron que el personal involucrado brinda su servicio desde hace años, dedicando su tiempo “al control, prevención y sanación de la salud de todos los habitantes” de la localidad.

Por otra parte el gremio detalló que los especialistas diariamente se encuentran en situaciones donde se enfrentan con la muerte: “Siempre actuamos con el conocimiento y los medios con que contamos en cada uno de nuestros lugares de trabajo”. Señalaron que desconocen las causas del desenlace fatal, pero brindan su “solidaridad a todas las personas afectadas por tan penosa realidad”.

También les exigieron a la ministra de Salud, Silvia Sosa Araujo, y al ministro de Seguridad, Ernesto Nader Alí, que “arbitren los medios para velar por la seguridad de los profesionales, que aún se encuentran trabajando y han sido amenazados en su integridad personal y la de sus bienes”.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR