X

A tres días de la elección, se espera con creciente tensión el final del escrutinio

Al caer la noche y después de tres días de la elección general, faltaba 0,17 puntos porcentuales para que el presidente consiguiera la ventaja necesaria para ser reelecto en primera vuelta.

Télam
La ley establece que si un candidato supera el 40% y tiene una ventaja de más de 10 puntos porcentuales sobre el segundo, gana en primera vuelta.
Actualizada: 23/10/2019 23:08
PUBLICIDAD

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia, en medio de un clima de creciente tensión y protestas, reanudó el escrutinio definitivo, pero se quedó a casi 2,5 puntos porcentuales de terminarlo y definir si el presidente Evo Morales ganó en primera vuelta, como las bases oficialistas defendieron en las calles, o si habrá balotaje en diciembre, como sostiene la oposición, informó Télam.

Con 97,45% escrutado, Morales obtenía 46,68% de los votos y se alejaba cada vez más de su principal rival, el ex mandatario Carlos Mesa, que alcanzaba 36,85%. La ley establece que si un candidato supera el 40% y tiene una ventaja de más de 10 puntos porcentuales sobre el segundo, gana en primera vuelta.

Al caer la noche y después de tres días de la elección general, faltaba 0,17 puntos porcentuales para que el presidente consiguiera la ventaja necesaria para ser reelecto en primera vuelta. Sin embargo, ya se había festejado su «segurísima» victoria y Mesa alertaba que no aceptaría ningún resultado que no habilite un balotaje.

La incertidumbre que rodeaba los resultados finales alimentaba además un clima creciente de tensión política que ya hacía temer una crisis política de proporciones mayores.

Al inicio de la jornada y cuando el escrutinio definitivo estaba aún detenido, Morales habló en rueda de prensa en el palacio presidencial, pronosticó su victoria en primera vuelta, criticó a la oposición por no reconocerla y denunció: «Está en proceso un golpe de estado».

«No hay razones para un paro, las protestas tienen que tener reivindicaciones; si no, es un paro político y un golpe de estado», agregó el mandatario, según las agencias de noticias ABI y EFE, en referencia al paro por tiempo indefinido que comenzaron autoridades y organizaciones civiles opositoras en los departamentos de la llamada Media Luna.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR