Por otra parte, tanto el dueño de la casa como su tío, el hombre que efectuó los disparos con un arma 9 mm, resultaron ilesos. Ahora, los investigadores intentan determinar si el hombre tenía el revólver registrado y con los papeles al día.

El violento asalto quedó registrado en una cámara de seguridad y el video se volvió un elemento de prueba clave para evaluar si el tirador actuó en legítima defensa o no.

Intervino la UFI N° 11, a cargo de Dra. Durán del Departamento Judicial de Lomas de Zamora. La causa fue caratulada como “robo agravado y homicidio”. Al lugar también fue convocado personal de Policía Científica que trabajó en peritajes balísticos y de recolección de rastros.