X

“Las madres de Juan Jorba queremos trabajo digno, queremos gobernador que se comprometa”

Cuatro jóvenes mujeres se expusieron en un video para hacerle llegar a Alberto Rodríguez Saá la desesperante situación por la que atraviesan. Dicen que vendrán a San Luis a reclamar porque en el pueblo “hay hambre”.

“Las madres no tenemos fuentes dignas de trabajo y llevamos meses soportando las promesas que jamás se cumplieron."
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 05/11/2019 23:12
PUBLICIDAD

Apelaron a ese recurso porque agotaron todas las instancias y se cansaron de esperar que el Gobierno cumpla con las promesas que repiten hace meses los funcionarios que pasaron por el pueblo en tiempos de campaña.

“Las madres no tenemos fuentes dignas de trabajo y llevamos meses soportando las promesas que jamás se cumplieron. Queremos trabajo digno, en Juan Jorba hay pobreza y necesidades. Los funcionarios hacen oídos sordos y utilizan las políticas del gobernador en beneficio propio. Primero están sus familias y luego está la gente”, clamó Alicia en el video que envió a El Chorrillero.

“Esperamos que nos venga a ver o nos reciba en su casa para personalmente pedirle que nos escuche… basta de discriminación para las madres de Juan Jorba. Las mujeres tenemos derecho de alimentar a nuestros hijos en nuestros hogares”, expresó en un video casero dirigiéndose al gobernador.

El problema de la desocupación no es nuevo en la pequeña localidad ubicada en el departamento Pedernera. Tampoco son de ahora las promesas de los candidatos y  funcionarios del gobernador Alberto Rodríguez Saá.

En 2017 en la campaña por la reelección de Adolfo Rodríguez Saá como senador Nacional anotaron a hombres y mujeres para ingresar al Plan de Inclusión. “Hicieron entrar a nueve personas que son familiares y amigos de los dirigentes que trabajan para Rodríguez Saá”, recordó una madre.

“Este año vino el ministro (Eduardo) Monez Ruiz nos dijo que debíamos acompañar al gobernador y votarlo porque íbamos a tener trabajo”, dijo la madre y agregó: “Confiamos en él y lo votamos, acá estamos con las manos vacías y sin posibilidad de atender las demandas elementales de nuestros hijos”.

La mujer contó que los pocos planes sociales que se distribuyeron en estos meses fueron a parar a “manos del candidato a intendente del gobernador, Walter Basconcello que los repartió entre sus parientes y seguidores, incluso le dio un plan que le corresponde a un vecino de Juan Jorba a un familiar de él que vive en Villa Mercedes”.

Después les pidieron que el 27 de octubre votaran a la fórmula presidencial Fernández-Kirchner y la lista de diputados nacionales integrada por Carlos Ponce y Ayelén Mazzina.

“Volvimos a votarlos y no pasa nada. Ayer cuando vinieron los funcionarios nos dijeron que `esperemos que asuma el gobernador y haga los anuncios`. No tenemos nada que esperar si este gobernador seguirá en el cargo”.

Este lunes el jefe del programa de Inclusión Social se trasladó hasta Juan Jorba con asistentes para realizar otra vez los relevamientos.

“Vinieron porque les advertimos que nos íbamos a San Luis. Soria nos pidió paciencia y nos dijo que todo está en manos del gobernador”, relató Alicia.

“Nos trajeron bolsones de mercadería y nos dijeron que es una ayuda mientras esperamos. Nosotros no queremos bolsones, necesitamos trabajo”, continuó.

En la actualidad Juan Jorba es gobernada por Stella Maris Acosta que se encolumnó con Adolfo Rodríguez Saá en la interna que sostuvo con su hermano Alberto.

Según algunos vecinos, la intendenta tomó distancia del problema argumentando que “el Gobierno provincial le sacó el apoyo y no tiene posibilidad de asistir a la gente con problemas laborales”.

El pueblo atraviesa una etapa de incertidumbre porque el proceso de renovación de autoridades fue cuestionado.

Acosta pidió a la Justicia Electoral que se declare empate en la elección de intendente comisionado y se resuelva por sorteo como ocurrió en Nogolí y Carpintería en elecciones anteriores.

Según la intendenta hubo un empate en 110 votos, pero su adversario Walter Basconcello pidió la anulación de un voto y ella quedó con 109.

Ahora unas 20 madres se organizan para viajar a San Luis a reclamar a la sede del ministerio de Desarrollo Social.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR