X

Un profesor ruso descuartizó a una alumna con la que mantenía una relación sentimental

Oleg Sokolov acaba con la vida de Anastasia Yeshchenko, con la que escribió dos libros sobre Napoleón, la mutila y cae a un río cuando trataba de deshacerse de partes del cuerpo.

Cuando los investigadores acudieron a casa del profesor universitario descubrieron el cuerpo decapitado de Anastasia Yeshchenko.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 10/11/2019 16:27
PUBLICIDAD

Oleg Sokolov, un reconocido historiador ruso y uno de los máximos especialistas rusos en las guerras napoleónicas, ha sido detenido en San Petesburgo acusado de haber asesinado a una ex alumna, con la que mantenía una relación y había publicado dos libros sobre Napoleón. Sokolov, en estado de ebriedad, pretendía deshacerse de los restos de un cuerpo y cayó en un río. Las autoridades lo rescataron y comprobaron que dentro de la mochila que llevaba había restos humanos.

Cuando los investigadores acudieron a casa del profesor universitario descubrieron el cuerpo decapitado de Anastasia Yeshchenko, de 24 años, y una sierra llena de sangre de la víctima.

Los hechos se produjeron a las cinco de la mañana del pasado sábado cuando un taxista circulaba con su coche y escuchó unos gritos. Al bajarse del vehículo vio a un hombre de 63 años en el río, con el agua por la cintura. Trató de ayudarle y le lanzó una cuerda, pero no logró rescatarlo. Entonces, decidió llamar al 112. La policía y los equipos de emergencias lograron sacarlo del agua y les llamó la atención una mochila que flotaba en el agua cerca del hombre accidentado. Al principio, negó que fuera suyo pero los agentes no le creyeron. El hombre fue trasladado a una ambulancia con hipotermia pero no fue sencillo tratarlo porque se puso muy agresivo, en parte, por la gran cantidad de alcohol que había ingerido. Mientras tanto, los agentes procedían a abrir la mochila y se encontraron con un macabro hallazgo: Los brazos desmembrados de una mujer, cortados a la altura del codo y una pistola. Cuando preguntaron a Sokolov, respondió de manera casi ininteligible que no sabía nada de los restos, que sólo nadaba en el río y que la mochila estaba allí.

Los agentes procedieron a registrar el apartamento del hombre rescatado y encontraron el cuerpo de la mujer con la cabeza, los brazos y las piernas cortados. Cerca de los restos había una sierra ensangrentada. El cuerpo fue identificado como el de Anastasia Yeshchenko, de 24 años.

Yeshchenko, originaria de Krasondar, se trasladó a San Petesburgo a cursar sus estudios en la universidad Estatal y se graduó con honores en 2016. Fue allí donde contactó con Sokolov y comenzaron a trabajar juntos. Fruto de esa colaboración fue el libro “El enviado ruso en la corte de José Bonaparte en 1809-1812”. En 2019, el publicaron “El periodo temprano de las Guerras Napoleónicas a través de los ojos del artista Louis-Francois Lejeune”. Pero las colaboraciones se convirtieron en algo más y comenzaron a vivir juntos hace año y medio.

Algo ocurrió entre ellos que acabó de manera trágica el pasado jueves. Según declaró el profesor universitario, la pareja tenía problemas debido a que Anastasia tenía celos de sus hijas. Eso desencadenó en una fuerte discusión y Sokolov acabó con su vida con una escopeta recortada. Después, escondió el cadáver. Al día siguiente, el profesor recibió la visita de un grupo de amigos que no notaron nada raro en la casa a pesar de que el cuerpo de la estudiante estaba a tan sólo unos metros de ellos.

Ese mismo día, compró una sierra y varias bolsas. Iba a desmembrar a su estudiante pero no le resultó fácil: para armarse de valor, bebió coñac, vomitó y tomó vodka. Cuando terminó, dejó las piernas de la víctima en el fregadero. Después, cogió los brazos y se dirigió al río para deshacerse de ellos. Pero debido a su estado etílico, resbaló y cayó al río, donde fue encontrado por el taxista.

Pero Sokolov era consciente de lo que había hecho y quiso dejarlo todo atado. Iba a dejar un testamento para sus hijas y pretendía escribir una carta. Dejó la primera hora en su escritorio. La segunda, la quería dejar en una prenda. Pero no en una cualquiera: en un disfraz de Napoleón.

Esta no era la primera vez que Sokolov trataba con sadismo a una alumna, aunque sí la primera vez que acababa con la vida de una persona. La Policía informó de que una estudiante había denunciado en 2018 a Sokolov, con el que también mantenía una relación sentimental. Según la joven, los hechos habrían sucedido hace una década, cuando el profesor la sentó en una silla y la amenazó con desfigurarla y matarla con un hierro incandescente. Los medios rusos aseguraron que el historiador era conocido por sus agresiones. Según indican, tuvo varias aventuras con sus estudiantes y había sido acusado de tener antecedentes de violencia de género. Sin embargo, ninguna de sus víctimas presentó cargos oficialmente, por lo que nunca fue investigado formalmente por la Policía.

Un historiador reconocido internacionalmente

El historiador es autor de libros sobre el estadista y líder militar francés Napoleón Bonaparte y había actuado como consultor histórico en varias películas. Recibió la Legión de Honor de Francia en 2003. Sokolov también era miembro del Instituto de Ciencias Sociales, Economía y Política de Francia (ISSEP), pero el sábado la sociedad anunció en un comunicado que había sido despojado de su posición en su comité científico. “Le retiramos inmediatamente de su cargo como miembro del Consejo Científico y ofrecemos nuestras condolencias y apoyo a la familia de la víctima”, aseguró el Instituto francés de Ciencias Sociales, Económicas y Políticas, una escuela dirigida por Marion Maréchal, ex miembro del Frente Nacional y sobrina de Marine Le Pen. “No teníamos ni idea de que podía cometer este acto atroz”, añade el comunicado.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR