X

Tamayo dijo que Enrique Ponce dejó $2.500 en las arcas municipales

El intendente estrenó esta tarde el cargo tomando juramento al gabinete y lanzando una bomba sobre la herencia que recibió. Dijo que en el municipio “no hay fondos para comprar combustible”.

Tamayo y el presidente del Concejo Deliberante, Carlos Ponce.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 10/12/2019 22:16
PUBLICIDAD

“Tenía en mente que no era tan grave la parte económica, pero es bastante grave”, aseguró Sergio Tamayo en el breve mensaje que transmitió tras poner en funciones a la primera línea del equipo de gestión.

Sin apartarse de su particular estilo, buscó quitarle dramatismo al estado en el que encontró las finanzas de la comuna, que fue administrada en los últimos ocho años por Enrique Ponce.

“Tenemos un equipo extraordinario, tenemos un acompañamiento que nos va a ayudar a salir adelante a muy corto plazo”, matizó el flamante intendente y prometió “trabajar fuertemente para poder reflotar la Municipalidad”.

Una vez finalizado el acto, los periodistas lo abordaron para consultarlo sobre las primeras definiciones sobre las cuentas públicas.

“Siempre es muy criterioso llegar y ver los números como corresponde. En dos días tendremos un análisis concreto de lo que son las deudas y cuestión económica de la municipalidad”, dijo.

Cuándo le preguntaron sobre la normalización del servicio de Transpuntano, el principal problema que atraviesan por estos días los vecinos por el paro de empleados por falta de pago, respondió: “Es algo que estamos analizando por el tema de la falta de combustible también. Si se reactiva el servicio no hay combustible, en la Municipalidad no hay fondos tampoco para comprar”.

-¿No hay fondos en la Municipalidad?, insistió un cronista.

-Sí, hay $2500. Estamos haciendo los análisis para poder ver como reflotamos los problemas de Transpuntano para que la gente tenga el servicio.

La respuesta de Tamayo choca con el balance que anteayer, antes de despedirse, dio Enrique Ponce en una conferencia de prensa.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR