X

Maximiliano Frontera asumió en la intendencia de Villa Mercedes

Juró junto a la viceintendenta, Verónica Bailone en un acto cargado de emociones. En el mensaje ante el Concejo Deliberante anunció que ordenará una auditoría en todas las áreas. Y que en enero se realizará la Fiesta de la Calle Angosta.

Foto ansl
Verónica Bailone y Maximiliano Frontera
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 11/12/2019 10:57
PUBLICIDAD

Maximiliano Frontera, representante del Frente de Unidad Justicialista se impuso en las elecciones del pasado 16 de junio y fue electo como el intendente de la ciudad para reemplazar a Mario Merlo; mientras que Verónica Bailone fue elegida como viceintendenta de la ciudad.

Como estaba previsto, en la tarde del martes se llevó adelante el acto en el Concejo Deliberante donde las nuevas autoridades fueron puestas en funciones. El acto fue transmitido en vivo por la agencia de noticias del Gobierno provincial y duró poco más de una hora.

El primer juramento lo hizo Bailone, la joven dirigente justicialista, hija del boxeador Abel Bailone. Luego fue la encargada de hacer jurar a su compañero de fórmula en medio de emociones incontenibles.

“He tenido la bendición de ser depositaria de los buenos deseos de esta ciudad, me he sentido muy apoyada y quiero agradecer a todos y a todas, a la familia y militantes, a la ciudadanía en general; me he sentido muy querida por todos los partidos políticos”, agradeció la flamante viceintendenta que lleva adelante una difícil enfermedad.

En su discurso, que emitió con fuerza y emoción, invito a los villamercedinos a “soñar juntos” una ciudad que les permita “vivir y disfrutar la ciudad”.

“Villa Mercedes tiene esas arterias que la atraviesan y que son tan nuestras como el Río Quinto, la Calle Angosta, la arboleda de la avenida Mitre, las vías; son arterias que parecieran cuerdas de guitarras y los invito a que juntos las afinemos, que juntos nos pongamos a tono y hagamos nuestra mejor versión de esta ciudad”, dijo.

De la sesión especial participó el cuerpo de concejales, familiares de las autoridades y el recientemente asumido vicegobernador de la provincia, Eduardo Mones Ruiz, en representación del gobernador Alberto Rodríguez Saá que no se encontraba en la provincia porque participó de la asunción del presidente de la Nación, Alberto Fernández. También acompañó la senadora provincial María Angélica Torrontegui.

Frontera inició la gestión municipal. (Foto ANSL)

Luego Frontera dijo sus primeras palabras como máxima autoridad de la ciudad.

“Deseo hablarles con el corazón, desde el profundo de orgullo que representa dirigir los destinos de mi querida Villa Mercedes, esta ciudad que nos cobija a todos, que alberga nuestras frustraciones pero también nuestros sueños y anhelos más profundos”, comenzó diciendo.

Resaltó que tiene “la plena conciencia de la responsabilidad” que tiene en sus espaldas y que se sobre su persona “está posada la mirada de todos los que ansían una ciudad mejor, más ordenada, pujante y progresista, moderna, con un perfil universitario que brinde oportunidades de trabajo”.

“Siento una gran responsabilidad y un inmenso desafío. Hoy mi compromiso es con todo el pueblo, y asumo una de las 20 verdades del peronismo; primero la Patria, segundo el movimiento y por último los hombres”, agregó.

Dijo que reconocía con humildad ser “solo una circunstancia que representa a una generación que se abre espacio y que pretende decir presente en las mesas de decisiones, donde existen miles de jóvenes capaces y militantes dispuestos a ocupar el lugar que le toque”.

“Muchos problemas para resolver”

En el final reflexionó sobre el contexto nacional, y puntualizó que asumía en un momento difícil, y apuntó al modelo político que Mauricio Macri. En esa línea consideró que “se abre una nueva etapa” con Fernández en el poder.

“Nosotros contamos a favor con una provincia que siempre llevó una administración ordenada, y en San Luis nunca se detuvo la obra pública, siempre se pagaron los sueldos a término, la salud y la educación pública funcionan”, sostuvo, y detalló que los logros (entre ellos el aporte a los clubes y a los deportistas) se pudieron concretar a partir de “una cuidadosa administración de los recursos”.

“Esta verdadera escuela de administración es el espejo en el cual deseamos mirarnos, es nuestra política a seguir”, aseguró.

Reconoció que en la ciudad hay “muchos problemas para resolver”, y habló de las “graves falencias en la prestación de servicios básicos, como la prestación de agua y el funcionamiento del sistema cloacal”. Recordó que “en el verano falta agua” y que eso “debemos resolverlo”.

“Hay numerosos problemas de cloacas que merecen nuestra atención”, explicó y al mismo tiempo expuso la preocupación por el tránsito y los accidentes constantes (principalmente de motos), con fallecidos y heridos graves.

“Vamos tomar medidas de fondo, más controles porque no queremos más estrellas amarillas en las calles”, agregó.

Dijo que se mejorará el asfalto y  trabajará con el Gobierno provincial para resolver la crisis en el transporte público.

Casi al final anunció que una de las principales medidas que llevará adelante será “ordenar una completa auditoria en todas las áreas para saber en qué estado” recibe la Municipalidad.

También adelantó que “revisará” las contrataciones municipales hechas en los últimos 7 meses, porque es su idea “reducir el volumen de la planta de personal jerárquico”.

Expuso que se apoyarán todas las expresiones culturales y que el 24 y 25 de enero se realizará la tradicional fiesta de la Calle Angosta.

También contó que se creará “una escuela generativa orientada al deporte en el Palacio Municipal José María Gatica y otra escuela orientada al arte y cultura en la Casa de la Cultura Municipal”.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR