X

Estacionamientos públicos de motos en la ciudad: insuficientes e inseguros

Esas son algunas de las dificultades con las que se encuentran los puntanos todos los días que van al centro de San Luis. Son utilizados casi en su totalidad por las personas que trabajan en horario de comercio y que no tienen el presupuesto para alquilar una cochera.

La principal preocupación es la inseguridad dentro de los estacionamientos públicos.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 13/01/2020 00:44
PUBLICIDAD

El Chorrillero realizó un recorrido por los principales estacionamientos ubicados en las inmediaciones a la Plaza Pringles, el corazón de la capital puntana. La realidad muestra que si bien en su mayoría están señalizados (con carteles y conos) todos los espacios son reducidos y parecen haber quedado chicos.

Este medio realizó una encuesta para conocer la realidad de los que se mueven en moto. Todos coincidieron en el mismo punto: la inseguridad que los acecha, como principal preocupación.

Opinaron que actualmente “ya no hay” demasiados espacios para dejar sus motos. En síntesis, consideran que son “insuficientes”.
Santiago Romero estaciona sobre calle Pringles, casi esquina San Martín, frente del Banco Nación. “Cuando venís al centro tenés que dar muchísimas vueltas para poder estacionar”, analizó.

La principal preocupación es la inseguridad dentro de los estacionamientos públicos.

Los estacionamientos más concurridos son los que se ubican sobre Belgrano antes de San Martín; Prigles y Colón; y Colón casi Belgrano. En esos, por la mañana y por la tarde se muestran llenos.

Todos coinciden en que dentro de los cajones de estacionamiento no está la separación entre vehículo y vehículo, lo que evitaría roces y daños (muchas veces inevitables porque los sectores se desbordan).

“Al volver siempre hay algún problema: espejos y luces rotas, rayaduras en los plásticos y hasta te encontrás con que movieron tu moto”, expuso uno de los entrevistados.

La principal preocupación es la inseguridad dentro de los estacionamientos públicos.

Isabel es otra puntana que recurre al mismo espacio público para dejar su moto cada vez que va a trabajar. Advirtió que su mayor preocupación es la inseguridad.

Dijo que en varias oportunidades los motociclistas encuentran los candados forzados. Inclusive ya se robaron “varios” rodados. “Necesitamos que alguien vigile”, pidió.

Walter Sosa deja su moto desde las 5 de la mañana con el miedo y riesgo de no encontrarla cuando vuelva. “Sabés que dejarla ahí es inseguro”, dijo.

Sin embargo muchos no tienen otra opción más que aprovechar los estacionamientos públicos; porque pagar alguna cochera por día o por mes no está al alcance de cualquiera.

Para sentirse más seguros, Isabel y Walter, que trabajan en un comercio de calle San Martín, se pusieron de acuerdo en un método: encadenar las motos de a dos o tres.

En las opciones indicaron que una de las medidas para “frenar” la inseguridad es poniendo personal policial.

Las bicicletas… sin lugar

Las bicicletas son otro medio de movilidad, últimamente el más elegido por los ciudadanos; pero no tienen un espacio especial para dejarlas y son las más expuestas a los robos.

Salvo en la calle, Junín al lado del edificio de Turismo, el estacionamiento indica que es es para moto y bicicletas, pero no muchos eligen ese lugar porque no hay ningún “anclaje” para atarlas.

Dentro de los cajones de estacionamiento no está la separación entre vehículo y vehículo.

La opción más común en la zona céntrica es atarla a algún árbol o poste y “rogar” que nadie “se la robe”.

José Rodríguez es un comerciante que actualmente utiliza su bicicleta para llegar a su lugar de trabajo y tiene miedo de dejarla porque ya le robaron una.

La opción más común para las bicicletas en la zona céntrica es atarla a algún árbol o poste.

Como medida de seguridad, cada vez que llega la deja atada a la moto de su compañera de trabajo en un estacionamiento público.

La opción más común para las bicicletas en la zona céntrica es atarla a algún árbol o poste.

La opción más común para las bicicletas en la zona céntrica es atarla a algún árbol o poste.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR