X

Crimen en Villa Gesell: el club admitió que los rugbiers detenidos ya habían tenido episodios violentos

“Era una práctica habitual golpear a una sola persona entre varios”, reconoció el apoderado en diálogo con TN. Tres días después del asesinato de Fernando Báez Sosa, la institución decidió suspenderlos.

El grupo de rugbiers detenidos en Villa Gesell.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 21/01/2020 19:13
PUBLICIDAD

Marcelo Urra, el apoderado del Club Náutico Arsenal de Zárate, admitió este martes tener conocimiento de que varios de los rugbiers detenidos por el asesinato de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell ya habían estado involucrados en otros episodios violentos. “Para ellos, era una práctica habitual golpear a una sola persona entre varios”, aseguró.

El apoderado hizo estas polémicas declaraciones durante una entrevista con TN en la que informó la suspensión de cuatro de los rugbiers detenidos que al día de hoy seguían siendo socios activos de la institución.

Urra confirmó que la decisión de apartar a los jóvenes se debió a que “están involucrados en un hecho que afecta y mucho la imagen de lo que pregona el club”. Sin embargo, la institución ya estaba al tanto del modus operandi bajo el que actuaban algunos de los agresores, pero jamás hizo nada al respecto.

“Tenemos conocimiento, porque en Zárate las cosas se saben, de que parte del grupo detenido había tenido problemas en salidas nocturnas, donde era una práctica habitual golpear a una sola persona entre varios”, aseguró el apoderado.

“Las peleas anteriores no se llegó a semejante locura y tampoco había ocurrido consecuentemente todo los fines de semana”, se justificó al ser preguntado sobre el por qué no les advirtieron antes a esos jugadores problemáticos.

El representante del club admitió que la actitud violenta de los jóvenes ya había activado las alarmas en la ciudad. También sostuvo que dentro del establecimiento “no se registraron sanciones existentes para ninguno” y que, como institución, el Club Náutico Arsenal de Zárate se encuentra “ajeno a los hechos acontecidos en Gesell”.

El estado de la investigación

En las últimas horas, la Justicia llevó a cabo un segundo allanamiento en el domicilio de Villa Gesell donde se hospedaban los diez rugbiers involucrados en el asesinato de Fernando. Allí, secuestraron calzado, prendas y cajones con bebidas, entre otros elementos importantes para la causa.

Más tarde, el fiscal general de Dolores, Diego Escoda, confirmó a TN que ordenó una “pericia scopométrica para determinar qué calzado le dejó una marca en la cara a la víctima”, cuya autopsia confirmó que murió como consecuencia de una patada.

Además, los investigadores continúan abocados a la tarea de establecer si el detenido N°, un remero también oriundo de Zárate, se encontraba en las inmediaciones del boliche Le Brique al momento de la golpiza. Al respecto, Escoda informó: “Pablo Ventura fue imputado, fue el único que prestó declaración y quedó a la espera de la ronda de reconocimiento”.

 

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR