X

Puro corazón y solidaridad: la campaña puntana “1 litro de leche por mes” cumple 9 años

La organización festejará casi una década de vida y para la ocasión planea reunir mil litros para seguir repartiendo en diferentes comedores de la ciudad de San Luis.

El grupo solidario se reúne una vez al mes en la Plaza Pringles.
Actualizada: 11/03/2020 23:18
PUBLICIDAD

Por Julián Pampillón

El próximo 14 de marzo la campaña solidaria “1 litro de leche por mes” celebrará 9 años desde que lanzaron su primera colecta. Durante todo este tiempo el grupo recolectó alrededor de 60 mil litros y trabajó de manera ininterrumpida para quienes más lo necesitan.

Ahora, para celebrar un nuevo año en el ruedo ya se trazaron un objetivo: reunir mil litros, cifra que ya lograron con anterioridad en la colecta Nº 100.

Para conocer un poco más de la actividad benéfica, El Chorrillero habló con Raúl Barbeito, que forma parte del equipo solidaria desde un primer momento.

La campaña se realiza a nivel nacional y se desarrolla en diferentes provincias. Particularmente en San Luis, surgió bajo la idea del matrimonio que conforman Ariel Inlauer y Fernanda Saeta, quienes ya habían avanzado con la iniciativa en Buenos Aires.

El comienzo no fue fácil ya que en la primera convocatoria en la Plaza 9 de Julio frente a la Parroquia Nuestra Señora de Fátima llegaron a unos 60 litros. Pero con el paso del tiempo crecieron y generaron una mayor conciencia hasta llegar a la adhesión de estos días. En el último llamado, el 107º, recibieron 440 litros.

La campaña puntana “1 litro de leche por mes” cumple 9 años.

Al principio la convocatoria se hacía el primer domingo de cada mes. Después mudaron la colecta al sábado en busca de mayor apoyo, pero no tenía la repercusión que buscaban. Es que a esa altura del mes la gente, en su gran mayoría, todavía no cobraba.

Finalmente cambiaron la fecha a la ya conocida: el segundo sábado de cada mes, de 10 a 14 en la Plaza Pringles, al frente de la Iglesia Catedral. Esta decisión fue un acierto.

En 2019 lograron reunir 5.482 litros, año en el que hubo altos y bajos. Por ejemplo en enero juntaron 269, en febrero 361, en marzo 416, en abril 360, en mayo 351 y luego dieron un salto en agosto y llegaron a 621 litros, según los datos oficiales que sostienen.

Hoy la agrupación cuenta con unas nueve personas trabajando de manera permanente y otros tantos «dan una mano».

“Se trata de darle un abrazo a aquel que tiene menos que nosotros. En nuestro caso tenemos la fortuna de tener nuestros trabajos e ingresos que nos permite vivir dignamente, pero otras personas no tienen la misma suerte y es allí a donde apuntamos”, sostuvo Barbeito.

La campaña puntana “1 litro de leche por mes” cumple 9 años.

Además de leche, los vecinos acercan otros productos como fideos, azúcar, yerba, mate cocido, té, lentejas, latas de comida y hasta indumentaria para los más chicos.

Las donaciones están dirigidas a niños que habitan los barrios de toda la ciudad. Son unos 70 comedores y merenderos los destinatarios de los alimentos. En cada oportunidad eligen dos o tres y reparten lo recaudado en el mismo día. Además, el trabajo alcanza a pequeños de escuelas rurales.

A la hora de evaluar quienes las recibirán se tiene en cuenta las urgencias de las necesidades y si anteriormente ya las recibieron. De esta manera se logra un cierto equilibrio.

“Preferimos que la cantidad que juntamos vaya para algunos y que les sea productivo, porque si le damos 20 litros a uno, 20 a otro, 20 a otro y así sucesivamente, no se logra abarcar las necesidades durante muchos días, solo una merienda y nada más. La idea es que tengan para todo el mes”, detalló Barbeito.

“Todos los meses es un lugar distinto, puede darse que la gente que dirigen esos lugares se comunican con nosotros. En el caso de no recibir un pedido, nos fijamos en el registro a dónde hemos ido y trazamos el destino”, agregó.

La campaña puntana “1 litro de leche por mes” cumple 9 años.

Comedores como “Monseñor Tibiletti”, ubicado en el barrio del mismo nombre, “Corazones Solidarios” del Barrio La República y “Estrellitas de Belén” del Barrio Eva Perón, son algunos de los tantos alcanzados por «el abrazo» de la organización.

Por otro lado, existen puntos desplegados para que la gente pueda acercar su ayuda en el caso de no poder ir hasta el centro.

Se tratan de centros fijos de recolección ubicados en el Instituto Alfa (Lavalle 457), Fígaro Federico (Colón 1010), Mi Sol (Junín y Colón), Coccó (Rivadavia 1170), Vivero Santa Rosa (Martín de Loyola, esquina Sucre), la Asociación de Jubilados y Pensionados de la UNSL (Rivadavia 1377) y en el Gimnasio Bienestar (Belgrano esquina Mitre).

El mensaje final del voluntario fue destinar unos minutos de la vida para ser solidarios: “Hacemos nuestro aporte personal y estamos al frente de la campaña local, pero quienes realizan el gran aporte son las personas que llegan a nosotros y es por eso que le pedimos a la gente que se acerque y colabore en cualquier tarea porque es hermoso”.

Es así como cada mes un pequeño grupo (pero de gran corazón) cumplirá un nuevo aniversario de su trabajo solidario ayudando a quienes más lo necesitan.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR