X

Largas filas en San Luis: suben las compras en los mayoristas

Esta semana incrementó el número de particulares que salieron de sus casas para acopiarse de alimentos y de artículos de limpieza, en medio de la emergencia sanitaria por el coronavirus. Desde la empresa Maxiconsumo aseguraron que “hay stock” y que “no habrá un desabastecimiento”. El gran faltante es el alcohol.

La misma situación se observa en la puerta de los supermercados.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 19/03/2020 08:48
PUBLICIDAD

Por Julián Pampillón

Desde el viernes en el mayorista ubicado sobre la Autopista Santos Ortíz al 790 se presenta el mismo escenario: cientos de personas haciendo fila para comprar al por mayor. En su gran mayoría son vecinos que buscan abastecerse de productos para “afrontar” el aislamiento en sus casas, una de las recomendaciones en medio del avance del coronavirus en el país.

Los más frecuentes del gran local son propietarios de comercios que compran y revenden los productos, pero hoy el panorama cambió un poco. Llegan hasta allí no solo particulares de la capital sanluiseña, sino de toda la provincia.

La misma situación se observa en la puerta de los supermercados.

“Por lo que vemos, la gente no está tomando conciencia de lo que está ocurriendo. Diariamente estamos observando que vienen grupos familiares, con niños y hasta personas que integran grupos de riesgo”, contó a El Chorrillero, el encargado de la compañía en San Luis, Eduardo Luna.

La misma situación se observa en la puerta de los supermercados, donde también adoptaron ciertas de medidas de prevención.

Luna informó que la empresa recortó en una hora el horario de atención. Mantienen las puertas abiertas de 8 a 18 con la intención de que los empleados puedan reponer los productos y retirarse a las 19. Y puso en marcha medidas de prevención.

En el edificio debe haber como máximo 40 personas (entre clientes y personal); por eso entran al comercio en grupos de 10 o 20 y hay 12 cajas habilitadas para “agilizar” el pago.

Dispusieron un sistema de distancia para respetar a la hora de pagar y también en los pasillos. Para ello fijaron en marcas en el suelo.

“Mercadería hay, todos los días estamos recibiendo, hoy mismo nos llegó una carga entera con productos. Nos llegan camiones, no hay problemas con el abastecimiento y no va a faltar”, sostuvo.

La misma situación se observa en la puerta de los supermercados.

La compañía dispone de una app para poder realizar compras online pero pro la alta demanda y la situación, el servicio quedó suspendido.

Los compradores cargan sus carros con artículos de limpieza e higiene; y con alimentos de consumo básico como fideos (marca Marolio $25,90), arroz (marca Molto $26,90) y aceite (marca Natura $119,90 la botella de 1 litro y medio).

Pero para la adquisición de algunos elementos hay un límite. Por ejemplo, en cuanto a la lavandina (marca Ayudín a $29,90 por unidad) solo se puede comprar hasta cinco packs de 12 unidades, al igual que el aerosol desinfectante (marca Lysoform a $118). El papel higiénico (marca Higienol a $43,90 el paquete de cuatro) es otro de los productos más vendidos.

La misma situación se observa en la puerta de los supermercados.

Por el momento no hay alcohol, ni en gel ni líquido. Sobre este punto, Luna informó que durante esta semana recibirán una carga y también pondrán topes para la compra.

Respecto a los precios, declaró que “no sufrieron modificaciones” en las últimas semanas y que Defensa del Consumidor está realizando un “seguimiento”.

Este medio dialogó con los vecinos que se acercaron al comercio. Raúl concurrió por primera vez al lugar este miércoles para realizar una compra comunitaria. Contó que junto a otras familias de su barrio, el 140 Viviendas de la capital, decidieron organizarse para que uno vaya a comprar los alimentos de todos. De esta manera logran evitar salir todos juntos.

“No me sorprende ver las largas filas porque en todos los lugares está igual, están abarrotados”, comentó Raúl. Azúcar, harina, aceite y fideos, son los productos que encabezan la lista que llevó para esta oportunidad.

La misma situación se observa en la puerta de los supermercados.

“Lo que hacemos es a raíz del virus y para no estar saliendo permanentemente al supermercado; así resguardarnos en casa”, indicó.

Hasta el local también están llegando familias de otras localidades; como por ejemplo Gustavo y Claudia que son de Quines.

Resaltaron que “no se sabe qué hacer” por estos días y que en la localidad “no hay productos”.

La misma situación se observa en la puerta de los supermercados.

“Nosotros dependemos mucho de lo que traigan de Córdoba y seguramente otros vecinos de nuestra zona harán lo mismo que nosotros”, señaló en relación a la diminución de mercaderías que podría faltar debido a los cortes de los puestos limítrofes dispuestos por la Provincia.

“Esto va mutando hora a hora y nunca sabés lo que puede pasar. Ahora agregaremos un poco de productos de limpieza, para la prevención, como lavandina y alcohol en gel”, afirmó Gustavo.

Ramiro es propietario de un pequeño mercado de la zona oeste y destacó la “gran” demanda de papel higiénico.

La misma situación se observa en la puerta de los supermercados.

“Nosotros llevamos todo, pero por algún motivo, compran rollos y rollos, esto hace que constantemente tengamos que venir”, contó el comerciante.

“La demanda por ciertas cosas creció mucho lo que genera algunos problemas a comerciantes como yo porque debes hacer varios viajes a la semana para ir reponiendo”, advirtió.

Lo cierto es que la preocupación por el contexto provocado por el COVID-19 se ve reflejada en las calles de San Luis porque si bien hay una recomendación de “quedarse en casa”, las compras deben hacerse a diario.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR