X

En menos de una semana, asaltaron y robaron dos veces en una escuela de San Luis

En la primera oportunidad delincuentes encañaron al personal de seguridad del Instituto Experimental N° 133 Fray Luis Amigó y se llevaron sus pertenencias. Y tres días después, ingresaron y sustrajeron desde alimentos hasta inodoros.

“Fuimos prácticamente desvalijados”, aseguró.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 27/03/2020 01:53
PUBLICIDAD

Por Julián Pampillón

Este martes a la mañana cuando los directivos del centro educativo abrieron las puertas, se encontraron con que otra vez se había producido un robo.

En declaraciones a El Chorrillero, la directora, Carla Isasa dio detalles de las pérdidas. “Fuimos prácticamente desvalijados”, aseguró.

Si bien no saben cuándo sucedió, estiman que fue durante la noche del lunes y la madrugada del martes. Los ladrones rompieron una de las ventanas e ingresaron.

Una vez adentro, lograron abrir el portón del salón de usos múltiples para poder sacar las cosas. Se llevaron inodoros, una heladera, termos, una carretilla con herramientas que tenían los alumnos para huertas, materiales de educación física, útiles, elementos de higiene y hasta mercadería de la copa de leche.

También realizaron destrozos en algunas puertas de las aulas y de los armarios.

“Venimos presenciando este tipo de hechos desde hace tiempo y si bien se habían calmado, es una realidad que vivimos desde hace bastante. Por ejemplo, se han robado todas las tortugas de iluminación”, sostuvo.

A través de página de Facebook la institución hizo un descargo: “Las imágenes tristemente hablan por sí solas. Ésta es nuestra escuela. La están destruyendo”.

El establecimiento educativo se encuentra ubicado en la zona este de la ciudad de San Luis sobre la calle Presidente Raúl Alfonsín pasando Catamarca y a una cuadra del ministerio de Desarrollo Social.

Este no es el único hecho de esta índole ya que el viernes pasado, cerca de las 22:30, alrededor de siete ladrones asaltaron a punta de pistola a dos empleados que trabajaban como personal de seguridad. Les quitaron dinero, las zapatillas, celulares y los golpearon.

Las dos víctimas pertenecen al Plan Solidario y fueron afectados por el ministerio de Seguridad, según precisó Isasa.

A partir del incidente, se decidió que no sigan cumpliendo funciones. En adelante efectivos policiales iban a patrullar la zona.

“Hoy no hay nadie de seguridad y la escuela no se salva de que entren a robar, quedó liberada”, resaltó la mujer.

“No hay cámaras de monitoreo cerca y por lo tanto no tenemos registro. La institución está emplazada en una zona donde hay mucha gente humilde, pero también muchos malvivientes”, dijo.

Ahora aguardan la visita de funcionarios del ministerio de Educación e Infraestructura para determinar los pasos seguir.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR