X

Pequeños comerciantes y trabajadores independientes pidieron al Gobierno un salvataje económico

En una nota le pidieron al gobernador Alberto Rodríguez Saá que “no les suelte la mano” y les permita “mitigar” la grave situación. También le solicitaron que interceda ante los municipios para que tomen medidas en materia impositiva que “alivien los momentos actuales y futuros”.

El documento fue firmado por comerciantes, profesionales, trabajadores independientes y empleadores de San Luis.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 08/04/2020 15:03
PUBLICIDAD

El extenso documento, firmado por comerciantes, profesionales, trabajadores independientes y empleadores de San Luis, fue remitido al gobernador Alberto Rodríguez Saá el 2 de abril. Buscan obtener una “ayuda” que les permita afrontar la crisis económica por la que atraviesan como consecuencia del aislamiento social y obligatorio.

“En algún momento usted nos tendió la mano y nos pidió que no bajáramos las persianas y así lo hicimos. Hoy somos nosotros quienes le solicitamos que por favor no nos suelte la mano”, expresaron.

La mayoría de los trabajadores debió suspender sus actividades o cerrar las puertas de sus negocios el 20 de marzo pasado, cuando el presidente Alberto Fernández decretó la cuarentena como la principal determinación para evitar la propagación del coronavirus.

“Acompañamos sin admitir discusión alguna las medidas en materia sanitarias asumidas por las autoridades nacionales, provinciales y municipales para combatir la pandemia”, sostuvieron.

Pese a ello, plantearon las principales problemáticas por las que deben atravesar diariamente y cómo éstas repercutirán en el futuro de sus labores.

Expusieron que muchos de ellos no fueron “contemplados” en el Ingreso Familiar de Emergencia que otorgó Nación a autónomos y monotributistas (categorías A y B). “Dependemos de los ingresos diarios fruto de nuestros trabajos, que se vieron abruptamente interrumpidos a partir del 20 de marzo”, subrayaron.

En relación a los alquileres argumentaron que si bien un Decreto de Necesidad y Urgencia del presidente Alberto Fernández suspendió los desalojos y estableció la prórroga de contratos y congelamiento de precios hasta el 30 de septiembre, “es casi un hecho que la mayoría de los locatarios ya estamos encuadrándonos en la deuda por diferencia de precio y falta de pago”.

“En la mayoría de los casos arrendamos un local para el desarrollo de nuestras actividades, pero en algunos casos también se les suma el alquiler de una vivienda familiar (…) Somos conscientes de lo que implicaría en la economía local el corte de esta cadena de pagos y sin intencionalidad no estaríamos siendo solidarios con quienes forman parte de nuestro equipo de trabajo”, siguieron.

En otro punto de la nota, hicieron referencia a la decisión de Rentas provincial de prorrogar la fecha de vencimiento de los impuestos provinciales Inmobiliario y Automotor. A raíz de esto, pidieron a Rodríguez Saá que “revea en forma excepcional poder incorporar al plan de regularización de deudas todas las obligaciones vencidas hasta el 30 de abril y que el primer vencimiento de la totalidad del plan se estipule a los 60 días del levantamiento del aislamiento”.

“Régimen de regularización de deudas prorrogase hasta el 30/06. Solicitamos que por su intermedio se gestione alguna modificación más benevolente en virtud de la situación actual, sea la prórroga de la fecha del primer vencimiento y que se estipule como fecha tope para incluir todas las obligaciones vencidas hasta el 30 de abril”, consignaron también como punto de inquietud.

“Hoy usted señor gobernador dispone de todas las herramientas para un salvataje económico”, manifestaron e insistieron en la necesidad de aplicar medidas para “mitigar” la problemática en la que se encuentran “inmersos”.

En paralelo, pidieron que el Gobierno provincial interceda ante los intendentes para que tomen medidas en conjunto en materia impositiva que “nos alivien los momentos actuales y futuros”.

“La mayoría vivimos de nuestros ingresos diarios, producto del esfuerzo laboral. Hoy tenemos cero ingresos con lo cual se nos está complicando poder llevar este momento con la tranquilidad necesaria para satisfacer nuestras necesidades básicas. Sin mencionar que al momento de regresar a nuestros lugares de trabajo deberemos afrontar un sinfín de obligaciones económicas para volver a poner en marcha la operatividad”, sostuvieron en otro tramo del documento.

Además, le requirieron al gobernador que considere todo los expuesto en “forma urgente”. “Necesitamos tranquilidad para cada uno de nosotros, de los empleados, de todos quienes de forma directa o indirecta nos permiten hacer nuestro trabajo día a día y fundamentalmente de todo nuestro familiar”, agregaron.

“Mañana nosotros dispondremos de todas las herramientas para acompañar al sostenimeinto y crecimiento de la querida provincia”, concluyeron.

Los firmantes valoraron las acciones sanitarias aplicadas a nivel nacional, provincial y municipal. Y tuvieron en cuenta las medidas económicas nacionales. A su vez rescataron las gestiones de la Cámara de Comercio.

El documento enviado al Gobierno provincial.

El documento enviado al Gobierno provincial.

El documento enviado al Gobierno provincial.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR