X

Víctor Fera: “Acá no hubo error. Son las coimas que siempre se pagan en la Argentina”

El empresario, dueño de Marolio, afirmó que no lo invitaron a participar de las últimas licitaciones de alimentos a pesar de que es uno de los principales fabricantes del país de pastas y aceites, dos de los productos en los que el Gobierno nacional pagó los mayores sobreprecios.

Victor Fera
Actualizada: 07/04/2020 17:54
PUBLICIDAD

“Estoy recaliente”, dijo el empresario al diario La Nación. “Acá hubo una licitación y el problema no es que no me llamaron, sino los precios que terminaron pagando. Y no me digan que hubo un error. Son las coimas que hubo toda la vida en la Argentina. Le pasó en su momento al gobierno de Macri y ahora le pasa a Alberto. Ojo, yo estaba a muerte contra Macri, pero al actual gobierno tampoco le voy a dejar pasar todo”, aseguró el empresario de la alimentación.

Fera está convencido de que en estas compras no hubo un error sino una estafa y para apoyar su visión se basa en su doble condición de fabricante de alimentos (con marcas como Marolio y Molto) y supermercadista, ya que también es el dueño de la cadena mayorista Maxiconsumo, una de las líderes a nivel nacional.

“La plata que terminó pagando el Ministerio [de Desarrollo Social] es una barbaridad, porque la comparación no se tiene que hacer con los precios máximos que se publican en la lista de la Secretaría de Comercio, sino con lo que le pagan los supermercados a los fabricantes que son valores muchos menores a los que le aplican su margen de ganancia, que en promedio ronda el 50%”, dijo.

De sus críticas, el dueño de Marolio intenta despegar al ministro Daniel Arroyo. “Yo confío en Arroyo y sé que no puede estar en todo y conocer los precios que se están pagando, pero el problema es que muchas veces los funcionarios se terminan rodeando de gente que solo quiere hacer negocios”, sostuvo.

Fera consideró que si hubiera habido una licitación transparente el ahorro para las marcas oficiales podría haber superado los $300 millones, aunque destaca que el impacto económico será mucho mayor. “Con todo esto, lo que se logra es aumentar la desconfianza de la gente, en un momento en que las cosas se estaban haciendo más o menos bien. No tenemos muchos problemas de aumentos con los proveedores, pero después de este escándalo le das lugar a los que te quieren mandar cualquier lista con subas de precios”, sostuvo.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR