X

La cuarentena en el EPIC: “La cotización de precios es una mentira, fue puesto a dedo” por el Gobierno

Así se pronunció el propietario de un hotel de Villa Mercedes, Mario Rodríguez, al cuestionar la contratación que realizó el Gobierno.

Gobernador Alberto Rodríguez Saá (Imagen Captura).
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 02/05/2020 18:00
PUBLICIDAD

El gobernador Alberto Rodríguez Saá informó antenoche que para acelerar el ingreso de puntanos varados, el Estado pagará el alojamiento a EPIC Hoteles para que allí se haga la cuarentena. Lo justificó diciendo que fue el precio más bajo que se ofreció.

Los anuncios del gobernador no cayeron bien y rápidamente fueron retrucados. Mario Rodríguez, propietario del Hotel Lavalle de Villa Mercedes sostuvo que no hubo “llamados ni comunicaciones” a otros establecimientos para cotizar. Le puso así un manto de duda a lo que el mandatario quiso comunicar para darle “transparencia”.

Alberto Rodríguez Saá dijo que se había decidido ampliar los lugares de alojamiento para agilizar la vuelta de los puntanos a la provincia. También garantizó que el Estado asumirá los costos que demanden la estadía, durante los 14 días que las personas deben hacer la cuarentena obligatoria. Y confirmó que los elegidos fueron los hoteles EPIC de San Luis y Villa Mercedes. El motivo: “Cotizó a un precio menor”.

“Nosotros tenemos un grupo acá en Villa Mercedes de los hoteleros, a nadie le cotizaron, eso fue puesto a dedo. El tema de la licitación o la consulta de precios es una mentira, a nosotros no nos consultó nadie”, manifestó Rodríguez en un contacto con El Chorrillero, para desmentir uno de los principales anuncios que hizo el gobernador.

Rodríguez Saá justificó la elección “porque de todos los que se ofrecieron para ayudar, fue el que cotizó a un precio menor”. Puntualizó que cobra $1250 de alojamiento y $500 la pensión completa por persona por día. Ese monto lo pagará el Estado.

“Lo voy a transparentar absolutamente”, subrayó durante el reporte epidemiológico del jueves por la noche.

Varios puntanos advirtieron que había un modo para evitar la espera (dado que según la información oficial en varios momentos no hubo lugar disponible en las Residencia de la ULP); podían ingresar de inmediato siempre y cuando abonaran las 14 noches en el Hotel EPIC de la ciudad de La Punta. Eso significaba un monto superior a los $30 mil y era “imposible” para los sanluiseños, más si se tiene en cuenta que muchos de ellos esperaron por varios días al costado de la ruta, sin dinero, comida y abrigo.

La cadena de hoteles elegida para hacer la cuarentena tiene la concesión de los casinos habilitados en la provincia.

El empresario villamercedino dejó en claro que su hotel “podría cumplir la misma función”, y que sin duda hubiera significado “una gran mano”.

“Tengo colegas en la misma situación que tienen restaurante también, pero la decisión fue arbitraria”, consideró, y puso en dudas los valores que arrojó el gobernador: “Tenemos otra información, que en realidad EPIC cobra por día 3500 pesos”.

Por otro lado, dijo que uno de los que integra el grupo de hoteleros de Villa Mercedes es el actual secretario de Turismo, Rodolfo Luque. “Pero ni siquiera él nos dijo algo”, destacó.

“No fue justa la decisión, menos decir que fue con transparencia. Nos tienen que dar la oportunidad de trabajar sino nos vamos a fundir. No hay plata, es una realidad”, evaluó el difícil escenario que vienen con todo el sector hotelero parado, como consecuencia de coronavirus.

Rodríguez indicó que están a la espera de algún tipo de ayuda por parte del Estado provincial. Y que en ese sentido, días atrás solicitaron al Gobierno la exención de algunos impuestos y que “interceda” ante Ecogas y Edesal por los altos valores de los servicios. La respuesta que recibieron fue que todo “está en evaluación”.

“Las boletas siguen llegando, se ve que a Rodríguez Saá no le interesan los comerciantes”, criticó.

Hasta el momento, el sector sólo consiguió la exención de tributos por parte de la Municipalidad de Villa Mercedes.

Detalló que los hoteles están cerrados, y que seguramente serán los últimos en abrir: “Por eso también tratamos de hacerle entender al gobernador por distintos medios que ponga una fecha porque creemos que este año está perdido, así damos de baja empleados, luz, gas, sino vamos a tener una deuda infernal”.

Para profundizar, Rodríguez mencionó que les han llegado boletas por parte de las compañías distribuidores de energía (Edesal y Ecogas) prácticamente al mismo monto que el mes pasado.

“Yo con el hotel completamente cerrado pagué $36 mil de luz y el mes anterior lo mismo. Es insostenible, fuera de toda lógica, porque ellos tienen un sistema que te cobran en base a lo que tenés contratado”, manifestó.

“Desde el 19 de marzo, tenemos cero ingresos y venimos trabajando mal hace años. Villa Mercedes no es un punto turístico, no tenemos temporadas como Merlo y Potrero de los Funes, vivimos del viajante, del turismo de paso, de las fábricas. Es un momento realmente crítico”, sostuvo.

Analizó que la hotelería es “muy grande como para que la descuiden” de esa forma: “No pedimos abrir, estamos de acuerdo con que tenemos que cuidarnos, pero la parte económica se ha descuidado completamente”.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR