X

La secretaria de Deportes le dijo al juez que en su casa no hizo una reunión social

Luego del procedimiento que la Policía realizó en el domicilio por incumplimiento al aislamiento social, preventivo y obligatorio, la funcionaria del Gobierno provincial, Cintia Ramírez hizo su descargo ante el juez.

El pasado miércoles a la noche, varios fueron los llamados que alertaron a la fuerza de seguridad.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 11/05/2020 21:28
PUBLICIDAD

Ante el juez Correccional y Contravencional Marcelo Bustamante Marone, la jefa del Programa Deportes aclaró por qué los efectivos de la Policía la encontraron reunida con otros funcionarios y empleados del Gobierno provincial en su vivienda de Juana Koslay, y presentó documentación.

El pasado miércoles a la noche, varios fueron los llamados que alertaron a la fuerza de seguridad. Advertían que en la casa de la funcionaria se estaba llevando adelante una reunión social, que había varios vehículos y música fuerte.

Cuando los efectivos de la Comisaría 34° llegaron al dúplex de la secretaria, situado en un complejo habitacional sobre el kilómetro 100 de la ruta Portezuelo, comprobaron que en el ingreso había 7 autos estacionados. Por ese motivo golpearon la puerta y Ramírez se presentó como funcionaria del Gobierno y como dueña del inmueble.

A partir de allí se realizó un fuerte operativo que no concluyó como otros que suele hacer la fuerza cuando los ciudadanos violan la cuarentena. En este se abrió una causa policial pero no hubo detenciones. En medio se cruzaron justificativos que finalizaron con la identificación de otras cuatro personas, en una reunión con Ramírez.

En un escrito a la Justicia, la funcionaria respondió y negó haber organizado un encuentro social.

Ramírez intentó disuadir en todo momento a los efectivos para que no realizaran el procedimiento e insistió con su condición de funcionaria, mientras hacía llamados por teléfono, según pudo confirmar esa noche El Chorrillero.

Fueron incesantes los llamados que recibieron los policías mientras intentaban desplegar el operativo. Habían llegado al lugar porque la música se escuchaba desde casas cercanas.

Detalló que el organismo que conduce, tiene la responsabilidad del registro y distribución de las donaciones que le llegan al Gobierno de San Luis, en el marco de la pandemia de coronavirus. Y que el pasado miércoles, unas 15 personas (“todos funcionarios”) trabajaban, como habitualmente lo hacen, en el complejo deportivo Ave Fénix. Destacó que la labor se efectúa “todos los días, inclusive sábados y domingos, desde las primeras horas de la mañana hasta que dichas tareas lo requieran”.

A las 20 de ese día, según el relato, todavía “quedaban pendientes los informes y coordinar la logística” para buscar donaciones a Villa Mercedes. Pero a esa hora, “la temperatura era muy baja (10°C), con poca iluminación en el predio y mala señal de wifi”, argumentó Ramírez en el descargo que firmó junto a su abogado Lucas Benjamín López.

Expuso que esas tres cuestiones motivaron el traslado hasta la casa de la funcionaria, alrededor de las 20:30, para “culminar” la tarea administrativa que debía ser presentada “al día siguiente”. Además hizo hincapié que “los días miércoles se resume al Comité de Crisis el informe semanal de stock, contratos para la firma de la ministra de salud y producción de video de donaciones”.

Puntualizó que para “dejar al día la labor, se quedaron los involucrados directos y con mayor responsabilidad”.

Ramírez aclaró que todas las personas que concurrieron a su casa, Agustín Alessio, Miguel Alexander Sánchez, Juan Carlos Cerizola, Josué Moyano, Hilario Barbeito Lafourcade y Vanina Soledad Brito, se desempeñan en el Programa Deportes y tienen el permiso de circulación correspondiente. Sobre los dos últimos, aclaró que al momento del procedimiento policial no se encontraban en la casa porque estaban “afectados a la tarea de distribución de las donaciones”, por eso en la vivienda habían dejado sus vehículos particulares.

Sostuvo que “siempre se respetan las normas de higiene, prevención y distanciamiento ordenador por las autoridades nacionales y provinciales por lo que cada uno fue en su auto”. Y que en el interior de su propiedad también se tomaron las medidas de higiene.

Explicó que lo que ocurrió “fue una situación extraordinaria teniendo en cuenta que por razones de tiempo y fuerza mayor la jornada debió extenderse fuera de su horario habitual por las mismas personas que realizan a diario sus tareas en el Ave Fénix”.

La funcionaria señaló que el organismo tiene a cargo el registro de donaciones y distribución por lo cual “no tiene un lugar físico fijo, por lo que constantemente va mudando su organización administrativa a distintos puntos de la provincia de acuerdo a las necesidades teniéndose en cuenta los tiempos de pandemia”.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR