X

Municipios asfixiados: el primer giro de coparticipación de mayo fue el peor del año y el Gobierno no los ayuda

La bomba conformada por el combo de la baja de ingresos y los gastos de la pandemia está en las manos de los intendentes. Ya hubo problemas para pagar sueldos y el gobernador sigue plantado en la posición de no distribuir los recursos extra que manda la Nación.

Foto: ANSL
La presidenta del Comité de Crisis, María José Zanglá; gobernador Rodríguez Saá y jefa de Gabinete, Natalia Zabala Chacur.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 14/05/2020 23:32
PUBLICIDAD

Por Daniel Miranda

El dato caliente que circula entre los jefes comunales es el número que impactó en las cuentas bancarias. De acuerdo a las transferencias recibidas en las últimas horas y la liquidación de la Contaduría General de la Provincia, el total coparticipado a los municipios en la primera decena de mayo alcanzó la suma de $ 34.062.260,39. En el mismo período de 2019, se había coparticipado: $ 60.775.053,32, según pudo confirmar El Chorrillero.

Pese a la inflación que ronda el 50%, los municipios recibieron la mitad de los ingresos transferidos hace un año.

La caída interanual es alarmante. De los meses transcurridos del año, la peor primera decena fue la de mayo.

Un funcionario de la intendencia de Villa de Merlo advirtió a mediados de abril las limitaciones que acechaban en el horizonte inmediato para hacer frente al pago de salarios. Y Juan Álvarez Pinto firmó junto a un grupo de intendentes un documento dirigido a Alberto Rodríguez Saá solicitando que se coparticipe el dinero adicional que recibe el Gobierno de San Luis para la pandemia.

La Municipalidad de Villa de Merlo depositó el viernes el 85% de los salarios de la planta de personal y los funcionarios que se bajaron los sueldos un 20%, hasta ayer no habían cobrado.

“Con la reducción de la coparticipación no podemos comprar combustible y están frenadas las actividades de obras municipales”, fundamentó el intendente Álvarez Pinto en declaraciones a los medios.

El Gobierno no tiene en sus planes drenar fondos adicionales a las más de 60 ciudades y pueblos.

Las erogaciones municipales durante la pandemia crecieron, pero a la par cayeron las entradas en concepto de recaudación local y la coparticipación.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR