X

Corte de agua: “Si ingresa el agua mañana a las 6, quizás en 24 o 36 horas se restablecería el servicio”

Lo confirmó esta mañana el subsecretario de Redes de Servicios, Claudio Pomiro. Anunció que disminuirá el caudal en otros sectores de la ciudad.

Foto: ANSL
Claudio Pomiro.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 12/05/2020 13:40
PUBLICIDAD

Desde este martes, se efectivizó un nuevo corte de agua en los barrios de la zona sur por trabajos de reparación que realizará San Luis Agua en el acueducto Río Grande.

Esta mañana, en declaraciones a El Chorrillero CNN Radio San Luis, Pomiro explicó que cerca de la 1 de la madrugada, personal del organismo “cerró la llave y recibimos el corte cerca de las 4, así que en cuanto terminó de bajar el caudal, directamente cerramos la Planta Aguada II”.

Dijo que San Luis Agua, tiene “todos los materiales” para la reparación, a diferencia de la semana pasada cuando debieron solicitar un caño en Mendoza y eso demoró las tareas en el acueducto.

“Estamos esperando que destapen para ver el tamaño del daño y ahí van a proceder a reparar la parte fisurada o directamente cambiar ese tramo”, sostuvo.

En ese sentido, aseguró: “Si vuelve a ingresar el agua mañana alrededor de las 6, quizás en 24 o 36 horas tendríamos casi restablecido el 100% del servicio en la zona sur”.

El subsecretario anunció también que habrá disminución de caudal en otros sectores de la ciudad, pero afirmó que “no habrá desabastecimiento”.

Graficó que la zona sur tiene una demanda diaria de casi 15 millones de litros por día.

Sobre la situación que se generó la semana pasada de cientos vecinos que buscaban agua de los camiones y no se respetaron las medidas de prevención por el Covid-19, Pomiro lo definió como un “hecho aislado”.

“Fue algo que nos tomó totalmente por sorpresa porque no es un corte que se puso avisar como el de ahora, entonces no se alcanzó a resguardar el suministro, pero creo que hoy no va a haber problema. Se espera que las personas tomen consciencia en esto y no vamos a tener esa cantidad de gente alrededor de los vehículos”, manifestó.

Además, señaló que los camiones son de riesgo y “no tienen las medidas para llenar los tanques”. Esto significa que mientras dure la suspensión se brindará el servicio “al pie del vehículo para abastecer al vecino”.

También indicó que la semana pasada algunos choferes de camiones sufrieron robos de pertenencias: “Se llevaron lo que encontraron a mano, mientras hacían la descarga del suministro. Hay que tener en cuenta que son todos empleados y les terminaron robando, esa es la realidad”.

A su vez, indicó que hubo problemas porque las personas paraban los vehículos en la entrada del barrio y “no alcanzaba a completar su recorrido”.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR