X

Historias de San Luis: los inmigrantes

Por Nino Romero

Bidet o bidé que está en exposición permanente.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 16/05/2020 18:47
PUBLICIDAD

Estas historias, afortunadamente, las van relatando nuestros lectores y amigos, que nos aportan datos muy valiosos que enriquecen las memorias colectivas de San Luis.

En este caso, Pablo D’Aquino nos envió muchos aportes, no solo de la firma comercial de su familia. Esos relatos los iremos compartiendo con el tiempo.

Pero volviendo al título, nadie duda que los inmigrantes y sus familias son una columna vertebral de nuestro país y ni hablar de San Luis. Fundamentales.

En la nota del pasado domingo, terminaba el relato hablando de un histórico bidet o bidé que está en exposición permanente en el negocio que ahora regentea Pablito D’Aquino (el diminutivo es para diferenciarlo del Papá), y dábamos algunas referencias.

Es el que mostramos en la foto, y se fabricaban ideados por el abuelo de Pablo, Giuseppe Daquino, quien era oriundo de Bronte, provincia de Catania, Sicilia, Italia.

Además de la ubicación geográfica, nos acota que Bronte es la capital del pistacho y está a 20 kilómetros del volcán Etna.

Ese sanitario está en exposición permanente en el local de la calle Chacabuco.

Por eso escribíamos que se trataba de un sanitario histórico.

Cuando el abuelo de Pablo y su padre comenzaron a fabricar sanitarios, por ejemplo, no existía la famosa empresa Ferrum, nos cuenta Pablo.

Añade que sus padres y tíos vinieron de Cañada Verde (Córdoba), dónde fabricaban mosaicos, lápidas para cementerios, y todo tipo de sanitarios en granito reconstituido con granito nácar.

Inodoros, bidet, lavatorios, columnas, bañeras eran fabricadas en Cañada Verde y este material enviado en tren a Buenos Aires.

La única loza que entraba al país en esa época era Traful, de origen inglés, recuerda nuestro amigo.

Cuando los D’Aquino llegaron a San Luis, alquilaron un local en la calle San Martín y Las Heras, donde instalaron la fábrica de mosaicos, y tiempo después se trasladaron a la actual dirección de la calle Chacabuco 1031.

La fábrica de sanitarios se llamaba ATIVE, que es EVITA al revés, por cuestiones de afinidades políticas de algunos integrantes de la familia.

Hay un museo que armó la familia con todas las herramientas que se utilizaban para la fabricación de los mosaicos.

La prensa, la pulidora de mesadas, umbrales, antepechos de ventanas, pisos y mucho más todo de granito.

Y recordando sus épocas de comerciante, una muestra de billetes que se han usado en la ajetreada historia económica del país, y las chequeras de bancos que ya no operan en San Luis.

Gracias por todos los aportes recibidos, y también porque algunos docentes nos contaban que el material les sirve para reconstruir historias de San Luis que son útiles en sus clases para reforzar nuestra identidad.

Hasta la próxima.

D’Aquino. (Foto Marcos Verdullo)

 

ninoromero@gmail.com  – info@elchorrillero.com

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR