X

El Gobierno comenzó a aplicar los protocolos de descarga y hay malestar en camioneros

El Comité de Crisis se había comprometido a modificar la modalidad de trabajo y anunciarlo, pero algunos conductores ya fueron aislados en el Autódromo Rosendo Hernández. “Le buscamos por todos los medios una solución y nos pagan con traición”, cuestionó un transportista de Villa Mercedes. Este viernes comenzarían con medidas de fuerza.

Hay disconformidad en camioneros.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 22/05/2020 11:55
PUBLICIDAD

El enojo y malestar en los transportistas llegó a su máximo punto este jueves cuando se encontraron con que el Gobierno provincial empezó a aplicar los nuevos protocolos de carga y descarga, que había anunciado hace unas semanas atrás.

“Nos dijeron que esperáramos unos días, y me llaman choferes desesperados porque los están metiendo en el Autódromo (Rosendo Hernández) y los obligan a quedarse ahí”, contó uno de los camioneros de Villa Mercedes, Ariel Policino.

El lunes pasado, referentes del sector mantuvieron una reunión con el Comité de Crisis para dialogar sobre la metodología de trabajo que establecía puntos específicos donde los trabajadores deberían dirigirse al arribar a la provincia. En base a los “reclamos” que presentaron, las autoridades provinciales “se comprometieron a tomarse unos días para luego sacar un informe, pero no pasó”, cuestionó Policino.

“Si hubieran avisado por lo menos se les lleva ropa o comida a los conductores. Ahora están abandonados”, aseveró.

En declaraciones a El Chorrillero, detalló que este jueves por la mañana dos transportistas que llevaban frutas y verduras debieron pasar varias horas en la Zona de Actividades Logísticas (ZAL), el punto de descarga que estableció el Gobierno en Villa Mercedes. “No los querían dejar salir, luego intervinieron desde San Luis y los soltaron”, precisó.

Policino mencionó que en aquella ciudad también instalaron una casilla de la Policía para “controlar el paso durante las 24 horas”. En el caso de la capital, quienes no quisieran quedarse en el Rosendo Hernández “deben pagarse un hotel”.

El comerciante cuestionó la medida porque afecta la actividad del sector. Puntualizó en que los principales perjudicados serán los choferes porque “les niegan que vean a su familia”. Asimismo, los consumidores “terminarán pagando mayores valores por los costos que implica la nueva metodología”.

Por otra parte, Policino manifestó disconformidad en que la medida sólo se aplique a los trabajadores que residen en la provincia. “El transporte de acá debe estar encerrado pero los de afuera pueden seguir con su viaje. ¿Sólo nosotros podemos traer el virus?”, se quejó.

A su vez, contó que en la reunión con el Gobierno propusieron que en el Autódromo, la ZAL y los demás puntos fijos (terminal de ómnibus de Buena Esperanza y el Aeropuerto Internacional Valle del Conlara) fumigaran los vehículos e instalaran un baño para que los camioneros pudieran “desinfectarse”.

A raíz de la problemática, Policino anticipó que este viernes  al mediodía mantendrán una reunión con camioneros de toda la provincia para definir los pasos a seguir. “Si no trabajamos nosotros no lo hace nadie”, advirtió.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR