X

Un policía se sacó una selfie en Salta y apareció “La llorona”

Estaba haciendo un control de ruta. La espantosa imagen de una mujer vestida de blanco y con largo pelo tapándole la cara lo impactó de tal modo que quedó internado.

La aterradora foto fue registrada en la ruta 5, cerca de Carboncito, departamento salteño de  San Martín.
por El Chorrillero / San Luis
Actualizada: 22/05/2020 16:21
PUBLICIDAD

En el marco de los controles vehiculares para minimizar el tránsito de personas por la cuarentena, un efectivo se tomó una foto en la ruta para enviarle a sus familiares y el resultado fue aterrador: junto al joven uniformado se logra divisar la imagen espectral de “la Llorona”.

La aterradora foto fue registrada en la ruta 5, cerca de Carboncito, departamento salteño de  San Martín, según informó el sitio Radio Dos que reconstruyó el hecho e informó que el policía se encontraba trabajando con una enfermera y otra mujer al momento de registrar con su celular la aparición.

La imagen muestra una mujer con un vestido largo y blanco, con el pelo también largo tapándole la cara, similar a las apariciones del mítico personaje “la Llorona”.

Según unos audios que se viralizaron junto a las fotos, esto pasó sobre ruta 5, cerca de Carboncito, departamento San Martín, donde se encuentra instalado un control policial y sanitario. Allí, un efectivo que estaba trabajando con una enfermera y otra mujer decidió sacarse una fotografía aprovechando un momento de distracción.

Sin embargo, al ver qué tal le había quedado la foto, notó que detrás suyo había la imagen de una mujer con un vestido largo y blanco, con el pelo también largo tapándole la cara. La imagen lo dejó sin palabras. Fue cuando una de las mujeres agarró el celular, vio la foto y junto al policía se dieron vuelta.

Según los trascendidos, el efectivo habría sido internado en el hospital de Pichanal, donde estarían tratando de contenerlo tras el momento de pánico que se suscitó en plena noche.

La leyenda de este personaje, según la tradición oral, es el alma en pena de una mujer que ahogó a sus hijos, y que luego, arrepentida y maldecida, los busca por las noches por ríos, pueblos y ciudades, asustando con su sobrecogedor llanto a quienes la ven u oyen.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:

Más sobre: , ,

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR