X

“Tiene placas el compañero, que no vengan a mentir ahora que empezamos a reclamar”

Así lo aseguró el secretario adjunto del Sindicato de Camioneros, José Farías, luego que el Gobierno de San Luis activara el protocolo sanitario por un caso sospechoso de coronavirus en el Autódromo “Rosendo Hernández”.

foto captura de video
El gremio denunció “maltrato y discriminación” hacia los camioneros de larga distancia.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 29/05/2020 10:23
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

“Tiene placas el compañero. Por favor, que no le hagan creer a la sociedad lo que no es”, se expresó Farías esta tarde en declaraciones periodísticas. “No vengan a mentir con esas cosas ahora que empezamos a reclamar”, pidió el dirigente esta tarde, unas horas después que se comunicara oficialmente que los camioneros paraban y que no iban a circular en toda la provincia.

El conflicto está centrado en el protocolo sanitario que exige el Gobierno, el cual todos los transportistas cuestionan. Los reclamos vienen desde hace varias semanas, pero hoy “los camioneros dijeron basta”.

El gremio denunció “maltrato y discriminación” hacia los camioneros de larga distancia, y las malas condiciones edilicias de los centros de carga y descarga donde obligadamente deben parar.

“Estamos dispuestos a dialogar y encontrar la mejor manera para que podamos seguir abasteciendo la provincia y todos los puntos del país, pero que no vengan con esa chicana”, expuso Farías, quien este jueves acompañó la protesta que iniciaron en la puerta de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) en Villa Mercedes.

El Gobierno dijo oficialmente que desarrolló un operativo sanitario en el Autódromo “Rosendo Hernández” de la capital puntana, porque un chofer tenía “síntomas compatibles con la enfermedad”. Desde allí fue traslado en ambulancia hasta el Hospital San Luis.

A partir del protocolo para la carga y descarga en la provincia, los conductores deben someterse a estrictos controles sanitarios y esperas en lugares sin comodidades. Una vez que llegan deben permanecer 24 horas en el lugar, y aquellos que son de la provincia y desean quedarse deben someterse a una cuarentena donde lo ordenen las autoridades.

“No estamos de acuerdo con la medida. Nos sentimos discriminados, bajo llave, no nos dejan ir al baño. Es muy preocupante”, alertó Farías cuando inició la medida.

“Si vieran las instalaciones donde han tirado desde el viernes a nuestros compañeros. Nosotros aportamos y apoyamos en esta crisis pero nos están tratando mal y acá en San Luis se cansaron”, criticó.

Y advirtió: “Hasta que no nos liberen a los compañeros que tenemos presos, se seguirá con esta medida de fuerza y al menos en San Luis no va a circular ningún camión”.

Por las redes sociales se hizo viral el audio de un camionero que daba su visión, tras el parate de los vehículos en Villa Mercedes.

“Estoy llorando de alegría porque ya no nos van a pisotear más. Si tengo que estar diez días con el camión vacío porque no puedo entrar a mi ciudad, lo voy a hacer orgulloso. No le vamos a mover los camiones”, dijo el chofer (en referencia al gobernador Rodríguez Saá) cuando sus colegas comenzaron a estacionar los vehículos en el ingreso de la ZAL.

“Seamos serios en esto, si tenemos que respetar el protocolo lo haremos, pasaremos la cuarentena donde nos digan, pero no vamos a subir al camión, no nos pueden obligar. Estamos haciendo una protesta pacífica”, dijo Farías por otra parte.

Las autoridades nacionales de Camioneros ya están al tanto de la situación. Por ahora, todo sigue igual.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR