X

“Vamos a dejar la mercadería parada”: camioneros ratificaron la protesta por los protocolos

El secretario adjunto del gremio, José Farías criticó los procedimientos de descarga con los choferes locales y aseguró que continuará el reclamo hasta que haya “una predisposición de las empresas y del Gobierno”.

FOTO ARCHIVO
El secretario General del Sindicato de Camioneros, José Farías.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 29/05/2020 11:58
PUBLICIDAD

Por segundo día consecutivo, camioneros en la provincia mantienen la medida de fuerza en el ingreso a la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) de Villa Mercedes, en contra del nuevo protocolo de descarga que implementó el Gobierno provincial por la pandemia.

“Vamos a seguir protestando hasta que no veamos una predisposición de las empresas y del Gobierno para flexibilizar el protocolo. No estamos de acuerdo en el punto en que los choferes deben quedar encarcelados en los puntos de transferencia”, sostuvo el secretario adjunto del sindicato, José Farías.

En declaraciones a El Chorrillero Radio CNN San Luis, el dirigente transmitió predisposición de someterse a los estudios e hisopados que ordene la Provincia, pero que les den “un lugar para hacerlo”.

Al mismo tiempo, desmintió al gobernador Alberto Rodríguez Saá, quien dijo que los mecanismos empleados habían sido consensuados con el sector. “No firmamos ningún acuerdo con el Gobierno”, subrayó.

A su vez, fue crítico con la administración provincial: “Activaron el protocolo y no preveían esto. No tienen idea de lo que están haciendo. Se les fue de las manos”.

“Vamos a luchar y pelear por los derechos de los trabajadores”, insistió y contó que no tienen previsto realizar cortes de rutas, pero dejarán “la mercadería parada”.

Farías también habló de la activación del protocolo por un caso sospechoso en el Autódromo Rosendo Hernández y aclaró que el chofer “tiene anginas”.

“Esas son las cosas en las que no debemos entrar. Fue uno (conductor), pero esperábamos unos 20 o 30.  Era para ver si seguía medida”, manifestó.

En la misma línea calificó el accionar del Gobierno como “una payasada” y descartó que el hombre se hubiera resistido. “Incluso llamó a su señora pidiéndole un antibiótico porque le dolía la garganta”, afirmó.

Finalmente, apuntó contra las industrias en la provincia: “Los centros de carga y descarga lo deben hablar ellos, pero están callados”.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR