X

“Abrir para no fundirnos”: comerciantes reclaman en Buenos Aires la reapertura

La Ciudad de Buenos Aires dio marcha atrás y 10 mil negocios no esenciales tuvieron que cerrar. “Vamos a la quiebra”, alertaron.

Al menos 10 mil comercios considerados "no esenciales" que habían sido autorizados a abrir sus puertas el 12 de mayo tuvieron que volver a cerrarlas esta semana.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 29/05/2020 16:48
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

Comerciantes de 140 mueblerías de la Ciudad de Buenos Aires protestaron este viernes en la intersección de las Avenidas Jujuy y Belgrano y pidieron al Gobierno porteño que les permita reabrir los locales. “Si volvemos no es para ganar, sino para tapar baches anteriores”, afirmó el dueño de un negocio en diálogo con TN.

Al menos 10 mil comercios considerados “no esenciales” que habían sido autorizados a abrir sus puertas el 12 de mayo tuvieron que volver a cerrarlas esta semana. Así lo estableció el Gobierno porteño como medida para contener la expansión del coronavirus durante la nueva etapa de la cuarentena que rige hasta el 7 de junio. Los muebleros de la Avenida Belgrano -representativa en las ventas del sector- son algunos de ellos.

“Tenemos derecho a trabajar, reapertura de locales ya”, decían algunos de los carteles que los comerciantes llevaron este viernes.

Fernando, dueño de una de las mueblerías que adhirió al reclamo, manifestó su preocupación en diálogo con TN. “Estuvimos haciendo gestiones, pero no tuvimos respuesta. Queremos visibilizar el reclamo porque con los locales cerrados vamos lisa y llanamente a la quiebra”, aseguró.

“Ya hay mueblerías que cerraron, vaciaron todo porque no pudieron sostener el nivel de pago de alquileres”, contó.

Los comerciantes aseguran que, durante las dos semanas que el Gobierno porteño les permitió abrir, funcionaron perfectamente. “Tuvimos inspecciones en los locales y cumplimos con los requerimientos sanitarios correspondientes. La cantidad de clientes que recibimos en esta circunstancia son pocos. No ganamos plata, pero al menos cubrimos nuestros costos”, afirmó.

“Atrás nuestro hay mucha gente: carpinteros, tapiceros y gente del gremio”, detalló Hugo, otro comerciante. “De tres empleados que tengo yo, solo uno recibió ayuda del Estado. Estamos en la obligación de mantener todo esto y no podemos tomar crédito porque no lo vamos a poder pagar”, contó.

El hombre afirmó que la venta de muebles es uno de los rubros que se puede habilitar nuevamente con mayor facilidad. “Tenemos muchísimos metros cuadrados, capacidad para atender gente y acá jamás se hizo cola para comprar”, especificó en relación a la posibilidad de reabrir los locales cumpliendo con el distanciamiento social y los protocolos sanitarios.

“Hay cosas que ya no estamos pagando, lo único que priorizamos es el sueldo de los empleados”, dijo Cristian, dueño de cuatro mueblerías. “Si abrimos no es que lo hacemos para ganar, sino para tapar baches anteriores. Tenemos las manos atadas”, concluyó con resignación.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR