X

Monseñor Martínez: “Les agradezco a todos, fieles y no fieles”

Habló con la prensa luego de que el papa Francisco aceptara su renuncia al gobierno pastoral de la diócesis y designara en su lugar a Gabriel Bernardo Barba. “Les pido que recemos porque aceptemos al obispo con espíritu de Iglesia y para que él pueda hacer las cosas mejor que yo”, reflexionó.

Foto marcos verdullo
Monseñor Pedro Martínez Perea
Actualizada: 09/06/2020 18:27
PUBLICIDAD

El obispo Pedro Daniel Martínez Perea brindó una conferencia de prensa este mediodía en la que envió un mensaje a la comunidad sanluiseña. Hoy se dio a conocer que el papa Francisco aceptó su renuncia y designó como reemplazante al actual obispo de Gregorio de Laferrere, Gabriel Bernardo Barba.

“Hace un tiempo que se está hablando con la Santa Sede. A mediados de marzo empezó un diálogo para ver una visión general, más completa. Todos los obispos llenamos como un cheque en blanco que lo completa el Papa en su momento, para mejor distribuir las distintas cargas y oficios en la Iglesia”, dijo.

Afirmó que la renuncia fue presentada para que Francisco “quede en la libertad de dar otras funciones”. “De hecho, esta mañana me nombra administrador diocesano”, afirmó y aclaró que “no hay nada grave”.

Monseñor Pedro Martínez Perea – Foto Marcos Verdullo

Sobre la reunión que mantuvo en marzo con el pontífice aseguró que hablaron “muy amablemente”.  “Ahí el Papa prefiere quizás darme otra cosa y esos cambios se dan”, agregó.

A su vez, adjudicó la demora en que se diera a conocer su renuncia en que “después de eso se tiene que aceptar”.

“Da pena cambiar. Me hace acordar a los cambios de parroquia. De cada uno de ellos me fui llorando porque uno se enamora de la vida, de las cosas que va a haciendo, del afecto que recibe. Me voy muy contento”, transmitió.

Al mismo tiempo pidió disculpas: “Hay cosas que pueden ofender, como el tono de la voz y uno no se da cuenta. Perdón por cosas que a lo mejor alguno ha querido y yo no he podido o no me he dado cuenta. Yo creo que más no podría haber hecho realmente”.

“Creo que he dado todo. El obispo tiene el anillo, que es como el matrimonio que uno hace con esa Iglesia diocesana. Yo los he querido a todos como hijos. Me he sentido muy acompañado. Como una familia. Creo que hemos crecido juntos. Sólo eso, les pido perdón si yo no puedo. Tengo también limitaciones”, siguió.

Respecto a Barba dijo que lo conoció “en la reunión de la Conferencia Episcopal”. “Es encargado de los medios de la comunicación. Tiene WhatsApp y todas esas cosas que yo no. Es muy cercano. Es alguien que conoce San Luis, respeta y respetará todas las tradiciones. Va a mantener una continuidad. El pastor es Cristo en una Diócesis”, manifestó.

Puntualizó en que aún desconocen la fecha en que pucará su lugar el flamante obispo: “Normalmente es de dos meses más o menos. Es ponernos de acuerdo de cuándo podrá salir de su diócesis. También para él es difícil”.

Por otro lado, hizo alusión a la reunión que mantuvo estos años con el Gobierno de Alberto Rodríguez Saá: “Ha sido muy serena, de respeto, de mutua cooperación y armonía. Hemos trabajado en paz para llevar serenidad en cosas. En algunos temas pensamos distintos, pero los modos tienen que ser civilizados, más tranquilos”.

“Muchos quieren esas confrontaciones que nos hacen mal porque al fin y al cabo uno sigue como estaba, pero con más heridas. Entonces hay que tratar de no tener esas heridas”, consideró.

Sobre la posición de Rodríguez Saá respecto a la interrupción voluntaria del embarazo sostuvo: “Yo transmití lo que la Iglesia pide, el nuevo obispo hará lo mismo. No podrá estar nunca de acuerdo ni con el aborto ni con el género”.

En otro de los tramos habló sobre la intención de repatriar los restos del ex obispo Juan Rodolfo Laise, quien murió el año pasado. “Estamos en eso. Esto sigue adelante. Monseñor Laise quería venir, me parece justo. Ha fallecido, estuvo muchos años, mucha gente lo aprecia y podría venir. Fecha no tengo, eso se irá dando. No sé si será en noviembre o el año que viene. Además está el tema de la pandemia”, manifestó.

Señaló que la intención es ubicarlo en la Iglesia Catedral, aunque para eso deben solicitar permiso.

“Gracias, también esto es novedad para mí. Les pido que recemos porque aceptemos al obispo con espíritu de Iglesia y recemos para que él pueda hacer las cosas mejor que yo. Es mejor así, siempre alguien puede hacer las cosas mejor. La vida sigue, esto no es nada especial. Les agradezco, sigan como son. Los fieles y no fieles, gracias. No se peleen. A no desanimarse, es la vida de la Iglesia”, finalizó.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR