X

En caravana, transportistas escolares llevaron el pedido de ayuda a Terrazas del Portezuelo

Lo hicieron con la intención de visibilizar la crítica situación que atraviesan y para que el Gobierno provincial les extienda la mano al sector con una asistencia financiera.

Transportistas escolares reclamaron en Terrazas del Portezuelo.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 10/06/2020 16:27
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

Este miércoles, transportistas escolares de la ciudad de San Luis, Villa Mercedes, La Punta y Juana Koslay realizaron una caravana para que los reclamos de una ayuda económica sean escuchados por parte de la administración de Alberto Rodríguez Saá.

Con carteles como “#AlertaEscolares”, “solo queremos ser escuchados por el gobernador” y “el Comité de Crisis se olvidó de los transportes escolares”, transitaron por calles céntricas hasta llegar a Terrazas del Portezuelo donde entregaron una nota dirigida al mandatario provincial.

Más de 20 traffics acudieron hasta la Casa de Gobierno pero no lograron pasar del puente ubicado previo a uno de los ingresos. Sin embargo, un grupo de trabajadores fueron recibidos por el secretario de Transporte, Sebastián Anzulovich.

La realidad del sector es preocupante. Son pocos los días que tuvieron actividad este año ya que, ni bien comenzaron, las clases fueron suspendidas por la pandemia del coronavirus. A esto se le suma que durante el receso de verano tampoco presentaron movimiento alguno.

Pese a diferentes notas presentadas ante el Gobierno, todavía no tienen respuestas.

En declaraciones a El Chorrillero, Jorge Barroso, uno de los transportistas que asistió, explicó el contexto que atraviesan: “Después de 80 días de cuarenta y más los 90 de vacaciones estamos en una situación límite y asfixiante”.

“Ninguno de acá tiene choferes porque las camionetas son manejadas por familias. Muchos se ven en problemas para llevar un plato de comida a la casa”, aseguró.

La caravana recorrió calles céntricas hasta la Casas de Gobierno.

En la petición en concreto, le transmitieron a Rodríguez Saá la “vulnerabilidad económica” que transitan y solicitaron una ayuda en materia de “subsidio, un préstamo a devolver al retomar la labor, bolsones de alimentos o algún dignificante trabajo”.

En este sentido, Barroso auguró un futuro oscuro en el caso de que no se tomen medidas: “Si no conseguimos apoyo creemos que el sector tenderá a desaparecer”.

Con 20 años en de oficio, contó que su hijo debió vender la camioneta, mientras que otras personas “decidieron reconvertirse para repartir agua o tortas”.

“Convengamos que de los 30 transportistas que hay en la ciudad, dos o tres pudieron conseguir trabajo en alguna colonia. A esto hay que sumarle la entrega del IFE (Ingreso Familiar de Emergencia) o el préstamo a tasa cero pero que, en definitiva, son soluciones que no alcanzó a todo el mundo, hubo muchas trabas”, agregó.

El principal reclamo es una asistencia económica.

La semana pasada, el Concejo Deliberante puntano aprobó un proyecto de ordenanza en el que los habilitan a realizar otras tareas como fletes, delivery de alimentos y mercadería o de personal de obras privadas a su lugar de trabajo, entre otros.

Pero pese a ello, la necesidad de una asistencia financiera es “mucho más importante”, más allá que ahora cuentan con todo un marco legal que los protege.

En la reunión, Anzulovich pidió que se conforme una lista con todos los trabajadores de la provincia y luego darán una respuesta ante el reclamo.

El petitorio dirigido al gobernador Alberto Rodríguez Saá.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR