X

No hay solución al conflicto y sigue el paro del transporte interurbano en San Luis

Las audiencias entre las empresas y la Unión Tranviarios Automotor (UTA) no llegaron a buen puerto y se mantienen las medidas de fuerza. Las compañías insistieron con pedidos de ayuda al Gobierno provincial, pero no hay ninguna señal de auxilio.

Los choferes siguen sin cobrar sus salarios completos de mayo.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 01/07/2020 07:00
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

Este miércoles se cumplirán 8 días desde que choferes del transporte interurbano de San Luis decidieron iniciar un paro por las deudas salariales.

Durante la semana pasada, las compañías mantuvieron reuniones con el gremio de UTA en la sede del programa Relaciones Laborales, pero no hubo acuerdos en ninguna de ellas.

El secretario gremial del sindicato, Lucio Orozco dijo que “el conflicto continúa” y “todo sigue igual”.

Este martes la UTA mantuvo una reunión con la jefa del programa, María Eugenia Cantaloube donde le reiteraron la complicada situación. Según el dirigente, la funcionaria se limitó a decir que “se encuentran trabajando” y que “este jueves podría haber novedades”.

Los dueños de las empresas hicieron público que la administración de Alberto Rodríguez Saá no se adhiere a la Resolución N° 14, la cual les permitiría recibir fondos nacionales.

Durante la tarde, la UTA, la Federación Argentina de Transporte por Automotor de Pasajeros (Fatap) y el ministerio de Transporte de la Nación mantuvieron una nueva audiencia donde se comunicó que San Luis “continúa” sin firmar el acuerdo.

“Según dijeron, desde el Gobierno nacional hicieron llamados a la secretaría de Transporte provincial y no los atendieron. No sé si es desinterés, mi pensamiento es que están ahogando a las empresas. Si no firmás un subsidio, ni otorgás una ayuda, querés que se vayan. Tendrán algo, un plan de estatización o algo, pero los empresarios piden a gritos los recursos”, sostuvo Orozco.

En lo concreto, que la Provincia tome cartas es difícil, al menos por lo que dijo la semana pasada. El viernes, en el informe de gestión ante la Cámara de Diputados, la jefa de Gabinete, Natalia Zabala Chacur no habló de ninguna asistencia al sector.

“Se han agotado diversas medidas para garantizar el servicio”, dijo.

“Recuerden que aun entregando fondos provinciales y nacionales tuvimos un paro de transporte. Creo que el problema es más allá del subsidio”, afirmó.

Lo cierto es que los corredores que se encuentran parados están bajo la órbita de Terrazas del Portezuelo y por eso esperan algún pronunciamiento oficial.

Las dificultades que padecen en el sector son serias. Hasta hoy, cerca de 350 trabajadores cobraron solo el 30% de los haberes de mayo (unos $10 mil o $15 mil). Se venció el plazo de pago del aguinaldo y el próximo lunes es el último día para abonar junio.

Desde las empresas ya fueron claros. A través de una nota enviada al gobernador, manifestaron la imposibilidad de operar si los fondos no llegan. En la última semana dijeron además que estaban gestionando créditos.

Destacaron que la situación “pone en riesgo la permanencia de muchas compañías.

En el texto también dijeron que hicieron “acuerdos con los proveedores, trabajadores y entidades bancarias, utilizando todo tipo de herramientas” que les permita subsistir. Desde marzo, con el inicio de la pandemia vieron una caída del 95% en la recaudación de venta de boletos.

Todo este panorama afecta a Panaholma, Line, Transporte Polo, Panamericana, María del Rosario, Blanca Paloma, Zenitramp, Polo Sur y Sol Bus.

Por otra parte, hoy intendentes y concejales le pidieron a Rodríguez Saá una “solución urgente”, y le enviaron una carta.

“Es importante recordar que el transporte interurbano es responsabilidad exclusiva del Gobierno y es el que debe velar por su funcionamiento pleno”, señalaron.

El documento fue firmado por los jefes comunales de La Punta, Martín Olivero, y de Potrero de los Funes, Daniel Orlando y un grupo de concejales.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR