X
PUBLICIDAD

En Santa Rosa pidieron justicia por Florencia Magalí Morales

La movilización se concentró en la plaza principal del pueblo, frente a la comisaría donde apareció muerta la mujer hace tres meses. También se manifestaron en la capital sanluiseña.

La plaza Pringles, en el corazón de Santa Rosa de Conlara.
Actualizada: 15/07/2020 20:40
PUBLICIDAD

Vecinos y vecinas se autoconvocaron y encabezaron la manifestación en pedido de justicia. Unas 50 personas se agruparon en la Plaza Pringles, en el corazón de Santa Rosa de Conlara, con carteles y cantos. “A Magalí la mató la policía; nadie se suicida en una comisaría”, afirmaron este miércoles por la mañana.

Por primera vez el reclamo se hizo en la localidad donde murió Morales, en pleno aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Plantearon “el miedo al sistema policial de la zona” y exigieron “que avance la investigación” de un caso que fue considerado por la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos como “un crimen de estado”.

«Vecina, vecino no sea indiferente, se matan a las pibas en la cara de la gente», se escuchó por las calles del pueblo.

La organización estuvo en manos de jóvenes de la localidad, quienes elevaron el pedido del esclarecimiento en nombre de la familia de Florencia Magalí Morales.

“Tomamos contacto con Celeste, hermana de la víctima, y acordamos que los representaríamos ya que ellos no pueden viajar por el tema de la pandemia (sus parientes están radicados en Mendoza)”, señaló una de las participantes en comunicación con El Chorrillero, que decidió mantener en reserva su identidad.

“Pedimos por el no abuso policial y que el Estado se haga responsable porque esto pasó dentro de un comisaría y se supone que la Policía está para cuidarnos y no para matarnos”, aseguró.

Mencionó que están organizando otra movilización para el domingo 19 de julio.

También alzaron la voz en la Plaza Independencia, frente del Poder judicial de San Luis. Marcharon por la peatonal hasta llegar al reloj histórico ubicado en Avenida Illia.

A Morales la encontraron muerta en una celda de la Comisaria 25° de Santa Rosa de Conlara, en plena cuarentena, el pasado 5 de abril. Para la Policía fue un suicidio, sin embargo hubo contradicciones en medio de la investigación. Santiago Calderón Salomón y Federico Putelli asumieron la representación de la familia.

La muerte de la mujer fue considerada por la ONU Argentina uno de los femicidios ocurridos este año en el país. Luego, la APDH Nacional dijo que se trata de “un crimen de estado”, y pidió la intervención de las Naciones Unidas. Del mismo modo se pronunció en relación a Franco Maranguello, el menor fallecido en una dependencia policial.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR