X

Propietarias de ludotecas y jardines maternales se movilizaron en caravana para ser escuchados

Pidieron al Gobierno provincial ser habilitados o que se les otorgue un subsidio porque están sin trabajar desde el inicio de la cuarentena.

Los propietarias de jardines y ludotecas se dirigieron hasta Terrazas del Portezuelo.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 23/07/2020 16:45
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

La movilización comenzó pasada las 11 de este jueves y el punto de encuentro fue el Centro Cultura La Vía de la ciudad de San Luis. De esa manera se sumaron a la caravana federal que se realizó en distintos puntos del país.

El recorrido inició por las calles céntricas de la capital puntana y luego se dirigieron en sus vehículos propios hasta Terrazas del Portezuelo con el objetivo de visibilizar el reclamo.

Participaron propietarias de jardines maternales y ludotecas de la provincia. Solicitaron al Gobierno que se los habilite o se les otorgue una ayuda económica porque están sin trabajar desde el inicio de la cuarentena.

“Estamos en emergencia y vivimos una situación muy complicada en todas las instituciones hay muchas que están cerrando o evaluando tomar esa medida”, dijo a El Chorrillero Fernanda Torres, de la ludoteca “Manitos a la Obra”.

Explicó que presentaron notas al gobernador Alberto Rodríguez Saá y al Comité de Crisis, pero hasta el momento no tienen novedades. También elaboraron un protocolo, pero tampoco obtuvieron respuesta.

“Queremos que nos den una audiencia y en conjunto elaborar un protocolo o bien acudir a un subsidio porque realmente la situación es insostenible”, sostuvo.

La propietaria del jardín maternal “Mis Pininos”, Vanesa Herrera señaló que con la movilización buscan “ser escuchados porque no tenemos ninguna fecha concreta para poder abrir”.

A su vez, indicó que invirtieron en refacciones y en la compra de elementos en las instituciones para poder abrir y respetar los protocolos sanitarios “pero no tenemos respuestas”.

Precisó que hasta el momento en la provincia cerraron siete establecimientos y otros están inoperativas, es decir, que al no tener ingresos, no pueden abonarles los sueldos a los docentes y cubrir otros gastos.

Por último, expuso que los padres dejaron de pagar las cuotas y ahora “estamos trabajando con el 20% de la matrícula”.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR