X
PUBLICIDAD

Diputados rechazaron las críticas del gobernador al médico que se contagió de Covid-19

Aprobaron un proyecto de declaración por las manifestaciones de Alberto Rodríguez Saá, al considerar que el médico residente contagiado de coronavirus había cometido una “negligencia grave”. Los legisladores de la oposición sostuvieron que el mandatario “criminalizó” la situación, trajo “desazón” al personal sanitario y generó miedo en la población.

Foto: Marcos Verdullo.
La sesión de Diputados.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 29/07/2020 23:37
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

Durante la extensa sesión de este miércoles en la Cámara Baja, se aprobó por mayoría un proyecto de declaración para expresar la preocupación por los dichos de Alberto Rodríguez Saá en el reporte de este lunes.

Ese día el gobernador dio a conocer que un trabajador del Hospital de San Luis tenía coronavirus. Y que había cometido una “negligencia grave” porque asistió a trabajar con síntomas.

La declaración fue aprobada por Todos Unidos  y el interbloque de San Luis Unido. El Frente Unidad  Justicialista y los aliados votaron en contra.

“Se ha demostrado que uno de los grupos de riesgo elevado por su función es el personal de salud, ya que toma contacto estrecho con los pacientes. Que ha sido frecuente tanto en el país como en el mundo el contagio de este grupo. Y es una preocupación de los gobiernos, bajo ninguna circunstancia debe ser condenatorio, tal como lo expresó el señor gobernador”, se sostiene en el texto.

Al mismo tiempo, advierte que en “reiteradas oportunidades” se expresó a la presidenta al Comité de Crisis, María José Zanglá y a la jefa de Gabinete, Natalia Zabala Chacur la necesidad de realizar testeos masivos al personal. Por eso, también se solicitó la implementación.

La moción, tuvo el aval de 20 legisladores, mientras que 19 del oficialismo provincial se opusieron.

Berta Arenas fue la encargada de informar sobre el proyecto. Planteó la exposición que tienen los profesionales de la salud en esta pandemia “más allá de las medidas de seguridad que se tomen”. Y sostuvo que ello no implica que “tenga que ser criminalizada su situación, más cuando pasa a ser parte de los enfermos”.

Asimismo, subrayó que el ciudadano “necesita que quien conduce las políticas públicas, en este caso el gobernador, represente ese liderazgo que debe tener en las decisiones para que justamente traiga tranquilidad”.

Se destacó además la “enorme presión” que atraviesan los médicos “para hacer las cosas como corresponden”.

“Trae mucha desazón en todo el equipo de salud, que el resto de la población cuando presente síntomas tenga miedo que lo escrachen y directamente si lo hacen de los micrófonos y medios oficiales”, señaló.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR