X
PUBLICIDAD

El pedido de Victoria y Antonela Garay: “Ayudanos a despedir dignamente a nuestro papá”

Por las redes sociales instaron a generar conciencia bajo el hashtag #muertesdignas y etiquetando a quienes pueden ayudar. Sugirieron compartir una imagen con un pasaje de la carta que escribió Solange Musse “hasta mi último suspiro tengo mis derechos”.

El posteo de Victoria Garay.
Actualizada: 23/08/2020 14:29
PUBLICIDAD

Después de hacer público que no logra la autorización del Comité de Crisis para entrar a San Luis para reencontrarse con su padre que está en grave estado enfermo de cáncer, Victoria Garay recurrió a las redes sociales en las últimas horas.

El posteo tuvo una doble finalidad.

En primer lugar contó que siguen a la espera del permiso para ingresar a San Luis y ver a su padre Martín Garay que está en Quines enfermo de cáncer de pulmón con metástasis ósea. Ahora recibe cuidados paliativos porque los médicos dieron por finalizado el tratamiento.

A continuación, y como segundo objetivo, Victoria escribió: “Te pedimos que nos ayudes colocando esta imagen como foto de perfil con el hashtag #muertesdignas y arrobando y/o etiquetando las páginas y personas que puedan ayudar a que se tome conciencia de la gravedad de la situación. Mientras tanto seguimos a la espera del resultado de nuestro hisopado realizado el día jueves, POR FAVOR, AYUDANOS A DESPEDIR DIGNAMENTE A NUESTRO PAPÁ”.

La imagen que solicitó colocar en los perfiles contiene una frase de la carta de Solange Musse, escrita días antes de morir.

“Hasta en mi último suspiro tengo derechos”, expresó en el texto que refleja su impotencia porque le negaron un último deseo. “Siento tanta impotencia de que sean arrebatados los derechos de mi padre para verme y a mí para verlo. ¿Quién decide eso si queremos vernos? Acuérdense, hasta mi último suspiro tengo mis derechos, nadie va a arrebatar eso en mi persona”, escribió también Solange.

Las familias Garay y Musse tienen un denominador: un ser querido está en grave estado de salud.

Solange murió de cáncer de mama reclamando la presencia de su papá a quien el Gobierno de Córdoba le prohibió ingresar a la provincia para verla, a pesar de que se sabía que ella tenía los días contados.

El padre había viajado desde Neuquén, pero no le permitieron entrar por la rigidez de las autoridades en la aplicación de los protocolos del coronavirus.

En el caso de Victoria y Antonela iniciaron los trámites para unir los casi 3200 kilómetros que separan Tierra del Fuego de Quines, apenas les comunicaron del agravamiento del cuadro del padre que vive en la localidad del norte puntano junto a los demás integrantes de la familia.

Ayer dieron a conocer que el Comité de Crisis de San Luis rechazó todas las solicitudes de ingreso presentadas en la última semana. Ellas y un sobrino que las acompañará elevaron toda la documentación requerida, incluido el permiso del Gobierno de la provincia patagónica. Acá continúa pendiente la autorización de las autoridades puntanas.

 

 

 

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR