X

Otro duro golpe al bolsillo: el Gobierno nacional estudia subir Ganancias al 41%

El Ministerio de Economía y la AFIP analizan la medida. También se quitaría un beneficio para las empresas que reinviertan y se implementarían subas en el monotributo.

Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 28/08/2020 11:44
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

Se trata de un análisis que se encuentra en etapa técnica pero que de obtener el visto bueno de Alberto Fernández podría tener un fuerte impacto en el bolsillo de una porción de los asalariados. El Gobierno estudia subir al 41% la alicuota máxima del impuesto a las Ganancias, que hoy tiene un tope del 35 por ciento, según escribió el periodista Marcelo Bonelli en TN y Clarín.

Esta propuesta para elevar la escala del impuesto para la cuarta categoría forma parte del plan de reforma tributaria que exige el Fondo Monetario Internacional (FMI) para refinanciar la deuda. También se analiza una suba en el impuesto a las Ganancias para las empresas.

De esta forma el paquete con cambios tributarios aumentaría la presión impositiva sobre la clase media, los profesionales y las empresas que inviertan en el país. Los números son analizados en secreto por el ministro de Economía Martín Guzmán y la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont.

El programa

El plan incluiría un aumento en el Impuesto a las Ganancias para las empresas: consistiría en eliminar los incentivos que tienen las compañías que reinvierten sus utilidades. Hasta ahora si una compañía volvía a inyectar en la producción parte de sus ganancias, pagaba un 25% del impuesto. El beneficio dejaría de regir.

También contempla elevar la escala del impuesto para la cuarta categoría, es decir, para los empleados que abonen este tributo. La idea sería aumentar la escala y que el actual tope del 35% se eleve al 41%.

El Gobierno estudia aplicar modificaciones tributarias.

El paquete en elaboración establece, a su vez, un aumento en el monotributo. Todo está en estudio, aunque de aprobarse podría tener un fuerte impacto político y económico en un país que vio agravada su crisis por la pandemia de coronavirus.

Esta serie de modificaciones es una de las exigencias del FMI. En la reciente conversación entre Alberto Fernández y Kristalina Georgieva, la titular del organismo internacional le dijo al Presidente que “hay que aceptar que la crisis en Argentina es peor que la del 2001”.

Washington tiene predisposición para llegar a un acuerdo pero la Casa Rosada deberá llevar adelante una serie de reformas que lleven a un equilibrio fiscal para el año 2022. La serie de medidas incluiría: reforma tributaria, nuevo esquema jubilatorio y más flexibilización laboral. También se deberá trabajar sobre el dólar.

El objetivo de las autoridades de Economía y la AFIP es, según fuentes oficiales, “gravar más y ampliar la base de impuestos progresivos de la Argentina”. Pero antes deberá obtener el visto bueno de Alberto Fernández.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR