X

Trifiró: “Los trabajadores de la salud tienen el mismo miedo a contagiarse y encima nos acusan y cuestionan”

Con 27 casos positivos pertenecientes a personal sanitario, desde la Asociación de Profesionales y Técnicos de la Salud (APTS) señalaron la preocupación que hay ante el avance de los contagios en el sector.

Ana Lía Trifiró.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 02/09/2020 15:56
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

En una entrevista otorgada a El Chorrillero CNN Radio San Luis, la secretaria general de APTS, Ana Lía Trifiró hizo un balance acerca de la realidad del sistema de salud provincial e hizo hincapié en los cuestionamientos por parte del gobernador Alberto Rodríguez Saá al personal.

“Tenemos el mismo miedo que la gente de contagiarse, de llevarlo a la casa. Ahora encima nos acusan, dicen que tomamos mates, paremos un poco señores y discutamos las cosas como son. No se trata de echar culpas, menos al personal de la salud que está poniendo el cuerpo”, sostuvo.

Por otra parte, indicó que los diferentes centros de salud inaugurados en el último tiempo carecen de personal y que aquellos que se desempeñan en la Villa de Merlo no han cobrado el bono de los $5 mil.

“Hemos pedido en reiteradas oportunidades audiencia con la ministra de Salud (Silvia Sosa Araujo) pero no tenemos respuestas y desde el Comité de Crisis nunca nos llamaron o consultaron algo”, agregó.

Las principales definiciones

“Estamos preocupados por la cantidad de casos de compañeros contagiados, administrativos, cocineras, mucamas, todos somos importantes en la pandemia”.

“No sabemos qué pasó. Pero sí decir que nuestros lugares de trabajo no tienen la amplitud suficiente para que nosotros tengamos el distanciamiento social”.

“En Naschel, los mismos empleados compraron el vidrio para hacer la división del único ingreso de los pacientes tanto respiratorios y no respiratorios, ingresan todos por la misma puerta”.

“Nosotros compartimos baños, los dormitorios son pequeños, a veces no tenemos comedor con la distancia social adecuada para almorzar. Se come en las enfermerías o consultorios, como se puede. Los consultorios son chicos”.

“No nos informan lo que va pasando, nos enteramos al mismo tiempo como ustedes los periodistas por un comunicado”.

“Nunca nos invitaron a integrar el Comité que hizo lo que pudo pero ha actuado muy solo y en cierta forma han sido bastante soberbios. No han permitido el ingreso de personas para integrarlo, ni siquiera de la medicina pública, menos de la privada”.

“Molesta el tipo de declaraciones que hizo el gobernador porque acá no se trata de echar culpas, menos al personal de la salud que está poniendo al cuerpo porque nadie se quiere contagiar, estamos poniéndole el cuerpo a un virus que nos puede matar”.

“Esto no es joda, no es para que el gobernador diga “¿podemos decir que en Tili toman mate?” y para que la jefa del Comité de Crisis (María José Zanglá) diga `sí` porque sabe de lo que hablo cuando digo que no tenemos lugar con distancia social”.

“Hicieron obras faraónicas y nosotros hace años que le agradecemos, pero hasta cuándo lo vamos a estar diciendo, que falta es recurso humano, hace años que lo venimos pidiendo”.

“En Tilisarao funciona con la guardia mínima, atiende lo que puede y con gente de Quines y Naschel”.

“En estos cinco meses solo aumentó el número de camas”.

“Se hicieron hospitales que hoy no sirven porque podríamos estar internando gente ahí, en El Trapiche, de Beazley, de Fortuna, inauguraron hospitales que son elefantes blancos”.

“El único que está funcionando a media máquina y con escasa cantidad de gente y respiradores es Merlo, los otros bien gracias”.

“No queremos contagiarnos, es lo que menos queremos, queremos estar sanos, trabajamos de esto, no lo hacemos a propósito, no somos estúpidos”.

“Cuando uno tiene un caso en salud, luego dos y luego tres, lo que amerita es testear rápidamente a todo el personal, pero no soy infectóloga ni epidemióloga”.

“Se ha invertido y comprado muchos respiradores, pero están mal colocados. Están puestos en lugares de difícil acceso para la gente que los maneja. Están ubicados en rehabilitación, en cirugía de mujeres, en al guardia central y terapia intensiva, en diferentes puntos del policlínico, no en un mismo lugar”.

“No nos invitaron a encontrarnos, cuando hemos ido solo nos muestran fotos de un profesional o técnico que tiene mal puesto el barbijo, eso sí nos muestran. Lo que decimos es que cometieron errores, si posiblemente, ahora ¿nosotros somos culpables de la pandemia? ¿Hicimos todo mal? Los trabajadores de la salud tenemos el 17% del personal infectado del total de contagios”.

“Cuando nos tuvimos que ir del hospital a la maternidad éramos ocho y realizamos nosotros el traslado, pusimos la camioneta y dábamos las cosas, teníamos el doble de camas”.

“Lo único que le decimos a los compañeros es que usen bien el equipo de protección personal que eviten hablar en el trabajo y si lo hacen que lo hagan afuera”.

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR