X

En una semana se conocieron al menos ocho robos en San Luis

Los ilícitos se perpetraron en distintos sectores de la capital y en Juana Koslay. En algunos, los delincuentes hirieron con armas de fuego a las víctimas. Los vecinos advierten un incremento de la inseguridad y piden presencia policial.

Los principales hechos se produjeron en la capital y Juana Koslay.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 03/09/2020 22:36
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

En medio de la pandemia, los hechos de inseguridad mantienen preocupados a los puntanos. Esta semana se conoció una seguidilla de robos y asaltos a plena luz del sol. La situación se replica en los diversos barrios de la ciudad y zonas aledañas.

Desde el viernes pasado se produjeron al menos ocho ilícitos. La mayoría de las víctimas recurre a las redes sociales para contar los casos y también para que los usuarios los ayuden a recuperar las pertenencias sustraídas.

Uno de los hechos se perpetró el viernes en un comercio de la calle Aristóbulo del Valle casi Yapeyú. Cansado de los ilícitos, el dueño del local, Emmanuel Manucha encerró al delincuente y le quitó los alimentos que pretendía llevarse.

Explicó que el ladrón había ido a robar en varias oportunidades durante la misma semana y quedó registrado en las cámaras de seguridad. Por eso, cuando volvió esa noche decidió cerrar la puerta del negocio.

Contó que hubo un forcejeo por varios minutos y en la desesperación, el malviviente rompió el vidrio de ingreso. Luego lo amenazó y logró salir corriendo hacia la zona del Barrio ATE 3. Tras el arribo de la Policía comenzó la búsqueda pero no lograron dar con él.

Dos días más tarde hubo tres ilícitos en distintos horarios y puntos de San Luis. Del primero fue víctima Norma Giuliani, una jubilada de 70 años.

Fue alrededor de las 12:30 cuando la asaltaron en calle Bolívar entre Mitre y Caseros. Había salido para hacer las compras. Mientras estaba acomodando la mercadería que adquirió en un kiosco de la zona, uno de los delincuentes se le abalanzó, la golpeó debajo de la axila derecha y con una especie de navaja cortó las correas de la cartera.

La secuencia duró apenas unos segundos y luego los malvivientes escaparon en una moto color gris por calle Caseros: se llevaron la documentación personal de la mujer y con alrededor de $15 mil que había cobrado días atrás.

La abuela apeló a las redes sociales para poder dar con los documentos. Detalló que hizo la denuncia y que había obtenido las imágenes de cámaras de seguridad de una clínica privada, pero hasta el miércoles la Policía no había ido a constatarlas.

En la noche del mismo día, un local de comidas ubicado en Obispo Orzali al 900 fue el escenario de otro robo. Los dueños publicaron la filmación del lugar para poder dar con el ladrón.

El video muestra cómo un hombre ingresa al lugar y sustrae elementos. Ocurrió pasadas las 22.

En forma simultánea, una joven de 24 años fue asaltada en inmediaciones a la manzana 9 del Barrio República, en la zona oeste de la capital.

Salía de comprar y fue interceptada por un delincuente que le dio un golpe de puño, le quitó la cartera y la moto en la que se trasladaba. El rodado fue abandonado por el hombre en medio de una persecución policial, y él logró escabullirse en un descampado.

Este lunes las víctimas fueron dos mujeres que circulaban en cercanías a las calles Profesor Faustino Berrondo y Virorco, del barrio Jardín San Luis, alrededor de las 21:30 del lunes.

Fueron interceptadas por dos jóvenes que para robarle el celular a una de ellas, le dispararon en una mano. Luego de eso se dieron a la fuga. Una ambulancia del Sempro trasladó a la víctima al Hospital San Luis.

El miércoles la inseguridad tuvo lugar en Juana Koslay, en una carnicería emplazada sobre la Avenida del Viento Chorrillero. Cuando los propietarios fueron a abrir el negocio se encontraron con la noticia que les habían robado.

Lautaro Suárez expuso en Facebook cómo hallaron el local y con “bronca” pidió seguridad para quienes habitan en la ciudad.

Dieron cuenta que los malvivientes se llevaron dos balanzas, la caja registradora, dinero y carne por un valor aproximado de $60 mil pesos. A su vez, afirmaron que los ilícitos son “una constante” en la zona.

Este jueves por la mañana, dos delitos se cometieron a la luz del día. Uno fue protagonizado por un menor, quien se robó una bicicleta en la calle Chacabuco entre Belgrano y Pringles. El dueño, que estaba trabajando, alcanzó a escucharlo y emprendió la persecución.

Logró atraparlo en la esquina de Caseros y Belgrano y contó que no era la primera que le ocurría. Expresó malestar porque los hurtos siempre “quedan en nada” y lo dejan en libertad. El delincuente terminó herido.

El segundo hecho se produjo en un negocio del Barrio 60 Viviendas. Dos hombres armados ingresaron y amenazaron a la propietaria. Hicieron que se tirara al piso y se llevaron la recaudación. Tras eso emprendieron la fuga en una motocicleta roja.

 

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR