X

El médico contagiado de Covid-19 habló de cómo están aislados en Merlo: “Ayer nos dieron de comer un choripán”

Sergio Allende es un profesional de la salud que dio positivo este martes, después de realizarse los estudios de manera voluntaria. Fue el primero que denunció las precarias condiciones en las que se encuentran los pacientes que el Gobierno pone en cuarentena.

Sergio Allende denuncia las precarias condiciones en las que se encuentran los pacientes que el Gobierno pone en cuarentena.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 04/09/2020 13:51
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

“Estoy aislado, desde mi punto de vista, de manera innecesaria con el gasto que además implica al Estado. Ayer nos trajeron un choripán en el almuerzo”, contó esta mañana diálogo con El Chorrillero por CNN Radio San Luis.

Allende no sabe todavía cómo se contagió. Su estado de salud es bueno y por estas horas comparte departamento en Merlo, junto a otras cuatro personas. “Hay un solo baño, no tenemos ni cortinas”, contó durante la entrevista.

“Estamos muy discriminados acá, no podemos ni salir al pasillo que comienzan a hacernos señas para nos entremos, lo cual no entiendo porque somos todos positivos de Covid-19. Inclusive no somos ni siquiera pacientes, no tenemos ningún tratamiento”, explicó el profesional que de forma voluntaria se realizó el hisopado.

“Dije cuál había sido mi trazabilidad, porque lo llevo de manera prolija, y después de eso fueron policías a mi casa, entraron sin permiso a la habitación a apretarme porque yo no había colaborado. Me maltrataron desde el primer momento, como si fuera un delincuente. Desde el minuto cero me sentí atropellado. Ahora estamos acá con la incertidumbre de no saber cuándo es la próxima prueba”, acusó el profesional.

“Cuando me dio positivo, pensé que iban a seguir los lineamientos nacionales o internacionales, que me iba a poder ir a mi casa, pero no, me llevaron a esta residencia que en un principio estaba destinada a los médicos que llegaran para radicarse en Merlo”, contó. Y en este sentido opinó que “cualquier persona puede seguir el aislamiento desde su casa porque hay otros modos de controlar”.

Por otra parte dijo que no tiene “sospechas” de cómo contrajo la enfermedad: “No atiendo pacientes respiratorios, y no me he trasladado a otro lado, salvo una sola vez a Santa Rosa del Conalara por unas horas. No vi ningún paciente tosiendo, congestionado, con dificultades respiratorias y no sospecho de nadie porque eran todas personas que tenían otros problemas”.

También opinó sobre la posible transmisión comunitaria: “Puede ser, más allá de lo que digan las autoridades, hay poco testeo, hay gente que tiene fiebre y no se va a hisopar. Si yo hubiera subestimado la fiebre, el lunes iba a trabajar de nuevo”.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR