X

“El amor no es turismo”: el desesperado pedido de las parejas que quedaron separadas por la pandemia

La campaña busca reunir nuevamente a quienes, por distintos motivos, desde hace meses mantienen su relación a distancia.

Amor en tiempos de pandemia: las restricciones separaron a parejas "binacionales" en todo el mundo.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 04/09/2020 17:14
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

Una de las primeras medidas que casi todos los países del mundo adoptaron para luchar contra la pandemia fue el cierre de fronteras. Para miles de parejas y familias, esta restricción llegó en el peor momento: por diversos motivos estaban separados, en países o provincias diferentes, y desde entonces no pudieron volver a viajar.

A raíz de este drama surgió “Love is not tourism”, o ”el amor no es turismo”, en su versión en español. Se trata una campaña a través de la que reclaman el derecho de viajar para reencontrarse con su pareja.

La idea de nuclear nació en Europa y pronto tomó fuerza. Se expandió por todo el mundo y también está presente en la Argentina, a través de las redes sociales.

El movimiento cuenta con una página web en la que publican las novedades y actualizan la situación de parejas en distintos países. Además, a través de las redes sociales, la campaña tiene su réplica distintos países.

En el sitio oficial las parejas que hayan quedado separadas también pueden sumar el reclamo al sitio web para que el movimiento les proporcione ayuda y difunda las diversas situaciones.

Los casos, según figuran en el sitio, son variados: novios que preparaban su casamiento, estudiantes que estaban en el extranjero y debieron regresar a sus países de origen y parejas que quedaron separadas por viajes laborales.

Es el caso, por ejemplo, de Lautaro, español, y Lisa, argentina. “Tenemos una relación desde hace cinco años e íbamos a casarnos el 20 de marzo”, cuentan a la agencia EFE. Suspendieron la boda y pasaron la cuarentena juntos hasta que, en mayo, Lautaro tuvo que regresar a España para poder ver a sus hijos. Ella se quedó en el país para resolver los trámites de la visa y no logró que le autoricen el viaje.

Cielos cerrados, aislamiento garantizado

“El cierre de fronteras fue (y aún es) una medida razonable, había que frenar el turismo”, señalan los impulsores del movimiento en el sitio web. “Pero el amor no es turismo. No se trata de vacaciones de verano, es cuestión de salud mental y del futuro de miles de personas”, agrega.

En la Argentina las fronteras todavía no tienen posible fecha de reapertura. El mes pasado, en referencia a los vuelos, el ministro de Transporte Mario Meoni señaló que “hasta tanto las autoridades sanitarias no tengan un panorama más claro respecto a la situación en general”, los vuelos seguirían restringidos.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:

Más sobre: ,

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR