X

Balearon la casa de Leandro Báez, el hijo menor de Lázaro

El atacante disparó dos veces contra la fachada de la vivienda de Río Gallegos.

Una de las balas dio en la pared mientras que la segunda atravesó una ventana principal de la residencia.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 06/09/2020 13:32
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

Un hombre encapuchado baleó, desde una moto, la casa de Leandro Báez, el hijo menor del dueño de Austral Construcciones, Lázaro Báez, en Río Gallegos, Santa Cruz.

El agresor, que llegó en moto, disparó dos veces contra la fachada de la vivienda, entre las 21 y 21.30 de la noche del viernes. La prensa de Río Gallegos indicó que los investigadores creen que podría tratarse de una amenaza.

En el momento de la balacera, en la casa ubicada en pasaje Tehuelche y Villarino, no estaban Leandro Báez ni ningún integrante de su familia. El incidente no dejó heridos.

Una de las balas dio en la pared mientras que la segunda atravesó una ventana principal de la residencia, informaron los medios de Río Gallegos.

Tras la denuncia del ataque, el gabinete criminalístico de la policía de Santa Cruz revisó las cámaras del lugar y de la vivienda y encontró la imagen del encapuchado y el momento que se detuvo frente a la casa del empresario y disparó.

Los fogonazos aparecen como un destello en la oscuridad de la noche.

Presumen que los disparos fueron realizados con arma calibre 9mm. Se secuestraron vainas servidas y un proyectil que quedó incrustado en la pared.

Además, se tomaron testimonios a los vecinos y a los dueños de la casa.

Juicio por lavado de activos

El hijo del empresario patagónico enfrenta un juicio en su contra por lavado de activos calculado en 55 millones de dólares.

La causa, conocida como “la ruta del dinero k”, tiene como principal acusado a Lázaro Báez, preso en la cárcel de Ezeiza, a la espera de la resolución de su excarcelación en otro expediente.

En tanto, la fiscalía pidió al Tribunal Oral Federal 4 de doce años de prisión para uno de los hombres de mayor confianza del expresidente Néstor Kirchner.

Además de Leandro, sus otros tres hijos, Martín (también preso), Luciana y Melina, están siendo juzgados por el mismo delito pero con distintos grados de participación en la presunta asociación ilícita.

En los alegatos, la recta final del juicio, el abogado defensor Juan Villanueva, tildó a la causa como “un circo mediático” y remarcó “las graves violaciones a los derechos humanos en este expediente”.

Villanueva aseguró que tanto Báez como sus hijos son “inocentes” y pidió su absolución.

El abogado dijo que se trata de una “caza de brujas del Medioevo” en la construcción de la acusación por la supuesta ruta del dinero y su posterior lavado, que “forma parte del objeto procesal de esta causa e indefectiblemente tiene que ser probado”.

 

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR