X

Interrogantes alrededor de la trazabilidad; creen oportuno contar con un sistema que genere confianza

El Comité de Crisis provincial se maneja con un sistema básico de registro en planillas. Algunos municipios dieron un paso adelante e implementaron una aplicación desarrollada por la UNSL.

Foto marcos verdullo
Centro de San Luis.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 07/09/2020 01:38
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

En medio de la pandemia, la comunidad está más expuesta que nunca a contagiarse de coronavirus. Si bien, en todos los casos se han intensificado las acciones de higiene, las planillas para dejar los datos es una de las medidas que más inseguridad genera entre los consumidores.

Los interrogantes giran alrededor de las planillas y el temor de que puedan ser una fuente de contagio. Que la letra en muchos casos no es clara y que no todos proporcionan la información correcta, son cuestiones que parecen jugar en contra. Sumando el tiempo que demanda dejar por escrito los datos y la dificultad para relevarlos de forma manual.

El vicepresidente de la Cámara de Comercio de San Luis, Jorge Moyano se refirió al único sistema que actualmente rige por protocolo para el registro de clientes y la detección de posibles pacientes infectados con coronavirus.

“Es todo un tema la trazabilidad en función de que hay personas que sienten dudas al respecto de dejar un dato. Contra eso no podemos hacer nada, pero es necesario y una cuestión que hoy ronda por el círculo de la confianza”, reflexionó Moyano en este sentido.

El dirigente advirtió que algunos socios de la Cámara han elaborado y diseñado algunas aplicaciones para evitar el contacto con el papel, pero no han logrado ponerse de acuerdo “en cuanto a cuál es la forma más apropiada”.

Las inquietudes se despertaron tras la confirmación este jueves de un caso de coronavirus en el gabinete de la Municipalidad de San Luis. El intendente Sergio Tamayo hizo un posteo que puso en dudas la efectividad de esta modalidad.

Dio cuenta que el funcionario, de manera voluntaria se contactó con el Comité de Crisis después que Diego Miyagusuku (empleado del comercio Okinawa) alertara por las redes sociales que había contraído coronavirus. El trabajador divulgó un audio y su foto que todas las personas que habían tenido contacto con él se hicieran los controles.

“Inmediatamente llamó a Epidemiología para dar aviso de que él había concurrido al local; y luego le realizaron el hisopado dando el resultado positivo”, explicó Tamayo.

Se desconoce por qué el funcionario no fue notificado de la situación por las autoridades competentes, cuando el registro tiene el objetivo de llegar a los contactos estrechos de un caso confirmado. Oficialmente no se supo más nada.

“Estamos absolutamente dispuestos a colaborar con quien sea para tener una ágil y dinámica, teniendo en cuenta de que prácticamente toda la sociedad tiene un teléfono de última generación”, sostuvo Moyano al referirse a una aplicación creada por la Universidad Nacional de San Luis (UNSL).

El sistema permite obtener los datos y realizar la trazabilidad con sólo exponer el Documento Nacional de Identidad (DNI) ante un lector. De esta forma quedaría atrás el cuaderno donde los clientes se registren de puño y letra. Al mismo tiempo también se descartaría el uso de lapiceras.

“Teniendo cuenta que esto continúa y seguramente será por varios meses es necesario tener una aplicación que genere la trazabilidad. En el caso de la persona que no lo quiera usar podría dejar sus datos de manera manual”, resaltó.

Varios municipios firmaron el convenio para implementarla, entre ellos Merlo, Potrero de los Funes, El Trapiche, Villa Mercedes, Arizona y Cortaderas.

El Gobierno no simpatiza con esa aplicación. Las evidencias del rechazo las dio el intendente de Villa de Merlo, Juan Álvarez Pinto al pedir  al Comité de Crisis que los inspectores de Defensa del Consumidor de la Provincia se “abstengan de continuar instalando el temor y amenazas” en los comercios por utilizar justamente la app para hacer la trazabilidad.

La plataforma escanea el código de barras del DNI y aloja los datos de geolocalización y horario en la nube, resguardando la información por 30 días en un centro de cómputos. La subsecretaria General de la UNSL, Jaquelina Nanclares en declaraciones a El Chorrillero por la CNN Radio San Luis dio detalles de la herramienta.

La semana pasada, concejales de San Luis Unido presentaron un proyecto de comunicación dirigido al municipio a fin de que firme el convenio con la UNSL.

“Es una necesidad que exista un sistema higiénico, fidedigno, rápido y de fácil cruzamiento de datos para el registro de la trazabilidad de los vecinos de la ciudad de San Luis”, fundamentaron.

 

PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR