X

En Mendoza aplican el “protocolo del último adiós” para pacientes terminales con Covid-19

El “protocolo del último adiós” para pacientes terminales con Covid-19 entró en vigencia este lunes en Mendoza a partir de su publicación en el Boletín Oficial provincial.

Nuevo protocolo en Mendoza.
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 07/09/2020 17:42
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

El Gobierno provincial aprobó una serie de procedimientos mediante la cual las familias que tengan pacientes graves internados con coronavirus en Mendoza, y que su estado sea terminal, podrán despedirse con los elementos de seguridad y protección necesarios.

De acuerdo al protocolo, la visita tendrá una hora de duración y se estipuló que, en caso de fallecimiento, los familiares directos tendrán 15 minutos para despedirse del ser querido cuyo deceso se haya producido por efecto del virus.

De acuerdo a los considerandos de la norma, se apunta a que “las personas tengan una muerte digna” y a “facilitar el duelo de los allegados”.

Además, en el decreto publicado hoy, se estipula que será el mismo paciente el encargado de elegir a la persona autorizada a ingresar para despedirse, lo que quedará anotado en su historia clínica, pero en el caso que las condiciones físicas del paciente le impidan expresar esa voluntad, la decisión deberá ser asumida por sus familiares hasta cuarto grado, o en su defecto los “allegados afectivos”.

A su vez, el protocolo indica que la persona designada para el “último adiós” debe tener entre 13 y 70 años, gozar de buen estado de salud corroborado a través de un cuestionario clínico-epidemiológico, recibirá información detallada y explicada en un lenguaje comprensible y firmará un consentimiento en el que se le informará que existen riesgos al estar cerca de un paciente con Covid-19.

Las embarazadas y personas de grupos de riesgo no podrán ingresar a esa visita.

El centro sanitario donde esté internado el enfermo, tras explicarle al familiar o allegado las pautas de bioseguridad, le deberá proveer el equipo de protección, que consta de guantes descartables, camisolín de manga larga, barbijo médico quirúrgico descartable y protección ocular.

Tras finalizar la visita, el visitante no deberá ser sometido a aislamiento mientras haya cumplido con todas las normas de bioseguridad, pero en el caso de haber tenido contacto, deberá ser aislado durante 14 días.

En el caso de la despedida a un paciente fallecido, quien ingrese con un tiempo estipulado de 15 minutos, para estar cerca de su ser querido, será acompañado por personal del equipo de salud, que colaborará con el familiar con la colocación del equipo de protección.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR