X

Coronavirus: San Luis es la única provincia de la región que no permite el aislamiento domiciliario para asintomáticos

Las cinco provincias vecinas tienen protocolos para que los pacientes leves transiten la enfermedad en sus casas. El gobernador Alberto Rodríguez Saá el viernes volvió a descartar esta opción.

Centro de aislamiento de pacientes leves "Monseñor Di Pascuo" (Ex Scac).
Redacción de El Chorrillero
Actualizada: 07/09/2020 20:25
PUBLICIDAD 2020
PUBLICIDAD

Las autoridades sanitarias y el propio Gobernador lo descartan sin pensarlo. El aislamiento de los positivos asintomáticos no lo podrán realizar en sus domicilios, como sí sucede en gran parte del país y el mundo. Por el contrario, el Comité de Crisis dispuso, tras los cuestionamientos que recibieron los centros para pacientes leves distribuidos en la provincia, que los enfermos sin síntomas puedan ir a un hotel, pero a costo personal.

La insatisfacción que hicieron pública dos personas contagiadas de Covid-19 volvió a poner en debate la posibilidad de hacer un aislamiento domiciliario. Alberto Rodríguez Saá dijo que escucharon los pedidos y defendió los centros extra-hospitalarios, aunque consideró que buscarían otras opciones. “Descartamos que sea la de ir a sus casas”, expresó.

La presidenta del Comité de Crisis, María José Zanglá, también se manifestó al respecto: “En esta etapa epidemiológica lo vamos a descartar totalmente, la idea es aplanar la curva. Tenemos casos judicializados de violación a la cuarentena domiciliaria y por eso no podemos aseverar que el paciente no va a salir. Mendoza y Córdoba tienen esa posibilidad para pacientes leves, pero no queremos llegar a tener 700 pacientes positivos por día como lo tienen ahí”. Lo hizo en una entrevista al programa Nada Secreto de Radio Universidad.

Los pacientes fueron consultados y no todos, por obvias razones, pueden afrontar un costo tan alto de 14 días en un hotel. Las condiciones sanitarias de los centros de leves no son las mejores, por lo menos así evidenciado por quienes se animaron a contarlo. La realidad demostraría la falta de personal de salud, que distintos sectores reclaman desde lustros atrás. Esta situación pone en una encrucijada al Gobierno, porque todas las provincias limítrofes tienen protocolos muy distintos al de San Luis y generan mejores situaciones para cursar dos semanas de internación.

Córdoba por ejemplo, que tiene hasta hoy 11.152 contagios -según reporte nacional-, permite que las personas asintomáticas queden aisladas en sus casas. Salvo en la ciudad capital, donde desde julio hay establecimientos extra-hospitalarios (dispuestos por el Comité de Operaciones de Emergencia), en el resto de las localidades realizan el aislamiento en el domicilio particular. Por la cantidad de contagios confirmados, recién esta semana habilitarían albergues en la Universidad Nacional de Río Cuarto y en la Sociedad Rural de esa ciudad.

Mendoza, con 9697 casos y bajo ciertas condiciones, también lo permite. La guía técnica para el manejo de Covid-19 incluye las pautas para la internación en la casa. La misma también estipula que los hospitales servirán para los pacientes moderados, severos y graves, o aquellos casos leves/asintomáticos que no puedan cumplir con la totalidad de los criterios médicos para aislamiento domiciliario u hotel. Pero además plantea que habrá “hoteles sanitarios” y los propios hogares de los pacientes, dependiendo del tipo y la situación de cada caso. En esta provincia hacen llenar una declaración jurada en la que comprometen al paciente a evitar contacto con sus convivientes, prohibir el ingreso de otras personas a la casa y a no salir por ningún motivo.

San Juan (377) implementó desde hoy hospitales de campaña. El primero estará en el Parque Industrial de Albardón, pero será únicamente para el paciente sin síntomas que no pueda aislarse en su casa. “Las personas con coronavirus que no tienen síntomas no requieren cuidado médico exhaustivo, sólo controles durante el aislamiento. Ahora bien, en los casos que no puedan aislarse en una habitación de casa, por ejemplo porque viven en condiciones precarias y en un mismo ambiente junto a toda su familia, entonces deberán ir a un centro de aislamiento, para evitar el contagio a sus vínculos”, informó Matías Espejo, subdirector de Medicina Preventiva de esa provincia, en declaraciones a El Diario de Cuyo.

La Rioja (2040), por su parte, también lo implementa. Los pacientes asintomáticos residen en sus domicilios durante los 14 días, con la particularidad que allí establecen que todos los convivientes también son considerados como positivos, también con aislamiento y aún sin haber sido hisopados. En esta jurisdicción cuentan con “Un chaleco rojo al cielo”, que son personas encargadas de asistir y cuidar a familias afectadas por el Covid-19.

Y en La Pampa (234) si bien el Gobierno determinó que los asintomáticos o leves estén aislados en hoteles, cuyo costo lo solventa el Estado, los contagiados pueden terminar su recuperación en el domicilio particular. Mientras sean acciones por la pandemia, el Ejecutivo no le cobra a los pacientes.

Otras regiones del país también lo permiten

La provincia de Buenos Aires, que es la que mayor cantidad de infectados registra (292.443) plantea dos modalidades para casos de pacientes confirmados con cuadros leves, que no requieran internación. “Si la persona cumple con ciertas condiciones puede cumplir con el aislamiento domiciliario, y por otra parte están los 136 centros extra-hospitalarios que funcionan en los distintos municipios del conurbano bonaerense, que hoy es el centro de la pandemia”, dijo Sebastián Crespo, coordinador del Centro de Telemedicina Central a La Nación.

El Área Metropolitana de Buenos Aires comparte los requisitos para aislamiento en el hogar, aunque las autoridades porteñas y bonaerenses establecieron atención particular. “La idea es poder entender la singularidad de cada domicilio para brindar las recomendaciones que sean más eficientes. El protocolo dice que si el paciente convive con una persona mayor de 65 años o con factores de riesgo no debería considerarse el aislamiento en domicilio. Pero si en la casa hay una habitación con baño de uso individual y otra persona conviviente puede hacerse cargo, de ser necesario, de la atención del paciente con todas las medidas y cuidados que corresponden, se evalúa”, explica Crespo.

En Jujuy la situación es parecida, aunque el monitoreo está tercerizado con OSDE. El ministerio de Salud permite a los asintomáticos realizar la cuarentena en su domicilio, con un seguimiento que se realiza cada día o día por medio mediante comunicación telefónica o videollamada.

UNIRSE A LA CONVERSACIÓN:
PUBLICIDAD

EN PORTADA EL CHORRILLERO

SUBIR